Connect with us

Internacional

Condenan a 25 años a otro párroco por abuso sexual en Argentina

Foto: José Almeida

El clérigo Justo Ilarraz fue condenado este lunes a 25 años de prisión tras la acusación de abusos y corrupción de menores de entre 10 y 14 años durante 1985 y 1993. El juicio en su contra inició en el 2012.

Los delitos de Ilarraz fueron cometidos cuando se encontraba en el cargo de preceptor en el Seminario Arquidiocesano Nuestra señora del cenáculo de Paraná. La sentencia fue leía por la jueza Alicia Vivian, presidenta del tribunal; también se dio a conocer que Ilrraz tendrá prisión preventiva  «bajo modalidad de arresto domiciliario» hasta que se confirme la sentencia, así lo dio a conocer el diario argentino La Nación.

Durante el juicio final el tribunal también decidió revocar la excarcelación de la que gozaba el sacerdote, los defensores del sacerdote aseguraban que todo era una conspiración para manchar su imagen y que los denunciantes habían actuado así por celos y envidia.

”Que tú seas gay no importa. Dios te hizo así y te quiere así”

Varios de los testimonios relataban cómo los obligaba a estar con él, en ocasiones en su departamento. Ilarraz fue suspendido de sus actividades en 2012, entre las pruebas que se presentaron en su contra se encuentra una carta del Vaticano en la que el clérigo confiesa los abusos y mostró arrepentimiento el 18 de enero de 1997.

A pesar de ello a lo largo del proceso judicial Ilarraz siempre se declaró inocente; Juan Francisco Ramírez Montrull, el fiscal encargado del caso de Ilarraz, inició su investigación desde hace 6 años. El juicio comenzó el 16 de abril de este año pero se extendió por casi cuatro semanas, el caso tuvo más de 70 testigos, entre ellos siete de las víctimas y tres autoridades de la Iglesia Católica.

El antecedente

Ilarraz es el segundo párroco en ser sentenciado a 25 años de prisión por abuso a menores. El primero fue Juan Diego Escobar Gavira quien en septiembre del 2017 fue sentenciado por ser considerado el autor material y penalmente responsable de los hechos de corrupción de menores.

Desde abril del año pasado Escobar Gavira se encontraba en la Unidad Penal Nº5 de Victoria. Fue un niño de once años quien lo denunció por abuso sexual, poco a poco se sumaron otros tres casos.

Ofrecen renuncia todos los obispos de Chile al Papa por caso de pederastia

 

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones