Connect with us

Internacional

Macron llama al orden en Francia; promete “respuesta severa”

Macron señaló que busca la unidad de Francia pero bajo el orden y promete respuesta severa a la violencia
Foto: Twitter / Emmanuel Macron

Emmanuel Macron hizo un llamado al orden en Francia ante la nueva manifestación de los “chalecos amarillos”. No obstante, el presidente francés señaló el día de ayer, tras la sexta jornada de manifestaciones, que habrá una respuesta judicial “severa” ante los actos violentos, buscando la unidad del país y desaparecer las divisiones pero teniendo un “compromiso sincero con causas colectivas fuertes”.

En la visita que realizó Emmanuel Macron a las tropas francesas destacadas en Chad para su celebración navideña, el presidente francés se refirió a los actos violentos presentados durante las manifestaciones del día sábado, prometiendo mayor severidad de la actuación judicial después de que en las últimos fines de semanas se han reportado ataques de los manifestantes hacia los elementos de seguridad pública de dicho país.

Te puede interesar: Quinto sábado de protestas en Francia; baja afluencia, pero no extingue movimiento

Ante la llegada de las fiestas navideñas, los “chalecos amarillos” lograron reunir 39,000 manifestantes en distintas ciudades de Francia (solo 2,000 en París) este fin de semana; sin embargo, el gobierno galo celebró que hayan disminuido casi al 50% respecto a los que salieron a las calles durante la semana pasada, según datos del ministro del Interior, Christophe Castaner. Como saldo final quedó el arresto de 220 personas de las cuales 81 quedaron a disposición de las autoridades competentes.

Castaner como Edouard Philippe, primer ministro de Francia, también hicieron eco de los hechos violentos de este fin de semana. El primero de ellos declaró en Twitter que “Algunos continúan manifestándose, impulsados por el odio a las instituciones”, atacando a las fuerzas de seguridad por ser los “representantes del orden”, a quienes felicitaba por su profesionalismo y “sangre fría”, aunque en redes sociales circuló una fotografía en donde un policía apuntaba un arma en contra de algunos manifestantes que lo rodeaban.

Por su parte, el primer ministro de Francia condenó también en Twitter la decapitación de un muñeco al cual adhirieron la cara del presidente Macron en la ciudad de Anguelma, la violencia contra policías en la avenida de los Campos Elíseos y supuestos cánticos antisemitas, quien pidió que estas acciones no pueden ser pasadas por alto sino que “deben ser objeto de condenación unánime y sanciones penales”.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones