Connect with us

Cultura

La cultura sigue: Muralismo y arte urbano no paran por pandemia en México

Foto: Cortesía

Es cierto es que la pandemia del Covid-19 paró muchas cosas a su paso por nuestro país, paró comercios, restaurantes, hoteles…Sin embargo, el muralismo y arte urbano no lo hicieron, así como muchas expresiones populares.

“El arte urbano es la forma de llevar el arte a todas las personas sin que tengan que ir a un museo o a personas que no están familiarizados con este”, platica con La Hoguera, Tomer Linaje, artista urbano mexicano, internacionalmente reconocido.

Tomer Linaje aprendió el arte urbano desde muy pequeño y de manera autodidacta; vivió el grafiti en todo su esplendor, pues era de aquellos que se subía a los anuncios espectaculares para grafitear y pintaba trenes y paredes sin permiso.

“Pasé por todo lo que es el grafiti, desde el TAG, el wait stile, después las piezas 3D y posteriormente, como por el 2010, comencé a querer pintar rostros, porque yo sentía que lo anterior ya me había llenado, entonces buscaba hacer algo más. Por ello comencé a pintar personas, animales y a hacer murales”, comenta emocionado Linaje.

No obstante, fue hasta el 2015 cuando empezó a estudiar el arte de manera seria y a tomar cursos de pintura para progresar en sus obras, así como superarse a sí mismo. Desde entonces no ha parado de plasmar sus obras artísticas tanto en México como en varios países como Brasil, Alemania y Francia.

Cortesía

Tomer Linaje ha participado en varios festivales de arte urbano como el Meeting of Style México en 2012, Mexicráneos 2017 en Paseo de la Reforma. En 2017 también tuvo su primer festival internacional en Recife, Brasil. En 2018, fue invitado al Meeting of Style, Wiesbaden, Alemania. Ese mismo año participó en el Art Basel Miami Beach, EU.

Te puede interesar: Muere Antonio Frausto, padre de la secretaria de Cultura

En el 2019 también acudió en distintos festivales de arte urbano y a pintar murales en Haití y Colombia.

Desgraciadamente por la pandemia, este años muchos de los eventos a los que fue invitado a participar fueron cancelados o postergados, pero eso no lo detuvo de seguir haciendo lo que más le gusta, y a viajar a donde los casos de Covid-19 son ya muy pocos, esto siempre con las medidas sanitarias correspondientes.

En los últimos meses, Tomer Linaje ha pintado murales en Nueva Jersey, Estados Unidos, al igual que en el Festival Internacional del Graffiti, que se llevó a cabo el 1 y 2 de octubre en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Cortesía

“Yo vengo desde abajo, y pues yo tengo que chambear, porque si no, no se come. Si no eran murales yo tenía que hacer cuadros en la casa, para generar un ingreso”, dice el artista urbano.

El artista comenta que en mayo, que fue el mes más fuerte de la pandemia en México, mucha gente no tenía trabajo, ingresos o alimentos para subsistir, por lo que hizo una
mini subasta de sus obras donde el 40% de las obras que se vendieron se fueron para despensas para donarlas a las personas más necesitadas en Huixquilucan.

“Me salí en el carro y busqué a las personas, son gente que no tenía otra forma de sustentarse”, comenta Tomer Linaje. “Aquí hay muchas personas que trabajan en la obra y luego se reúnen para que les den trabajo, platicaba con ellos y me contaban que tenían semanas sin poder trabajar.

Respecto a las expresiones y los murales que hacen honor a los médicos y aquellas personas que están en la primera línea de combate contra el Covid-19, señala que es importante documentar con lo que hacemos las situaciones que están pasando en nuestro país.

“A cada persona le nace de corazón hacerlo. A mí lo que me nació fue hacer lo de las despensas”, afirma Tomer.

En colaboración con las autoridades municipales, el artista también se encarga, mediante sus obras, de recuperar espacios en el Estado de México, pues luego hay lugares abandonados.

“Eso también motiva mucho a los jóvenes, luego muchos chavos se acercan y le damos lugares para que participen con nuestro mural y creo que se están abriendo más lugares para los chavos en cuanto al arte urbano”, menciona. Aparte de Huixquilucan, sus obras se pueden encontrar en Jilotzingo y Cuajimalpa.

Tomer Linaje destaca que, aunque la pandemia ha golpeado distintos sectores, en el caso de la cultura, esta siempre se abre camino para no parar. “Pues no creo porque al final de cuentas la cultura tiene que seguir. Creo que durante la historia del arte siempre ha habido problemas, pero los artistas siguen buscando la forma de seguir reproduciendo obras”.

Te puede interesar: FIL Guadalajara 2020 será virtual por el Covid-19

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones