Connect with us

Chispazos

Anaya: ganar o pactar

Foto: Especial

Tras el último debate presidencial del martes 12 de junio quedó claro que Ricardo Anaya se encuentra en una posición sumamente enredada que podría significar su neutralización e, incluso, su declinación a favor del aspirante priista José Antonio Meade. Durante este último encuentro con los demás candidatos, me pareció ver a un Ricardo Anaya disminuido, menos combativo y algo inseguro, incluso taciturno a ratos, posición que contrasta cw3on respecto a los debates anteriores. La publicación de una segunda parte de videos comprometedores, a tan solo minutos previo al debate, fue un golpe bajo, sin duda, pero uno que también demuestra que hay una campaña despiadada y muy bien coordinada en contra del panista.

Aunque el periódico Reforma dio a Anaya el triunfo en una encuesta post-debate, lo cierto es que al candidato de la Coalición por México al Frente se le percibía nervioso. Y no es para menos, ya que está sintiendo el peso de la aplanadora priista, experta en guerra sucia. La presión que está sintiendo emana del hecho que las acusaciones en su contra de haber realizado triangulación de fondos ya se están concretando en algo más que simples dichos de campaña, luego que Ernesto Cordero, panista que apoya a Meade, denunciara ante la Procuraduría General de la República a Anaya por el delito de lavado de dinero y que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la Procuraduría General de la República (PGR) atrajera el caso.

Esta denuncia penal es el último capítulo del caso contra Ricardo Anaya, a quien inicialmente se le acusaba de corrupción por haber usado un complejo esquema de triangulación de dinero y encubrimiento de operaciones financieras para enriquecerse a través de negocios inmobiliarios, según reportó la revista Proceso.

Como ya habíamos dicho, pareciera que la verdadera contienda es entre Anaya y la “Mafia en el Poder”. Y cada vez se van cerrando las opciones para el panista, pues el tiempo se agota y el Partido Revolucionario Institucional está demostrando que está dispuesto a hacer todo lo que deba con tal de posicionar a Meade en el segundo puesto en las preferencias para ganar las elecciones. De hecho, en días recientes se han publicado un par de encuestas que sugieren que el candidato priista ya desplazó a Anaya. La idea es que Anaya decline a favor del priista y de esa manera pueda negociar su exoneración completa. En el círculo cercano al panista ya se maneja un escenario así. Diego Fernández de Cevallos, vocero de Anaya, expresó recientemente que se podría “pactar con el PRI o con el gobierno para que no llegue (Andrés Manuel) López Obrador”.

Si no gana en las urnas el próximo 1 de julio o si no pacta con los priistas, Anaya corre el riesgo de ser aplastado brutalmente por esa aplanadora priista, aunque sea lo último que ésta haga durante el presente sexenio.

* Periodista y consultor con estudios de doctorado en Relaciones Internacionales en la London School of Economics and Political Science. Creador de ColoniaExpert, sitio de información, referencia y estadística sobre las colonias de la CDMX.

https://www.pymes.consulting/https://www.colonia.expert

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera