Connect with us

Internacional

Externa Iglesia Católica “vergüenza y dolor” ante abusos sexuales de sacerdotes

Archivo

Ante los más de mil casos de abuso sexual a menores de edad por alrededor de 300 curas, revelados hace unos días por una investigación judicial en Pensilvania, Estados Unidos, la Iglesia Católica decidió pronunciarse ayer, condenando “inequívocamente” los delitos cometidos por los miembros culpables de la religión, a los que llamó: “criminales”.

“Los abusos descritos en el informe son criminales y moralmente reprobables. Estos hechos han traicionado la confianza y han robado a las víctimas su dignidad y su fe. La Iglesia debe aprender duras lecciones de su pasado, y debería haber asunción de responsabilidad, tanto por parte de los abusadores como por parte de aquellos que permitieron que se produjera”, declaró la Santa Sede en un comunicado difundido este jueves por el director de su oficina de prensa, Greg Burke.

En el comunicado, la Iglesia afirmó que ante el caso “hay dos palabras que pueden expresar los sentimientos frente a estos horribles crímenes: vergüenza y dolor”, y expresó que debe haber “asunción de responsabilidad” por quienes cometieron los abusos, como los que permitieron que sucediera.

Revelan en EU abusos sexuales de 300 curas a “miles” de niños

Asimismo, se apunta que dado que los reportes prácticamente acaban en el año 2002 indica “cómo las reformas hechas por la Iglesia Católica en Estados Unidos han reducido drásticamente la incidencia de los abusos cometidos por el clero”.

Además, el Papa manda un mensaje en el texto a todas las víctimas, externándoles apoyo y diciéndoles que él “está de su parte”.

De acuerdo con el reporte hecho por una agencia gubernamental, los religiosos encubrieron de manera creativa y sistemática los abusos, que fueron justificados o eludidos por las autoridades eclesiásticas durante varias décadas, ya que una vez que tenían conocimiento del caso, simplemente trasladaban a otro lugar a dicho cura, donde a menudo volvían a delinquir.

El documento, de más de mil 300 páginas, detalla diferentes tipos de agresiones sexuales, cometidas mayormente hacia niños, aunque también hubo niñas, adolescentes y preadolescentes.

Muchas de las víctimas, de acuerdo con la investigación, fueron drogadas por los sacerdotes y otras alegaron que fueron maltratadas o golpeadas por miembros de sus familias que no creyeron sus historias sobre los abusos.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones