Connect with us

Internacional

Responder con firmeza a Trump, exige Congreso a Peña Nieto

Foto: CUARTOSCURO

Mientras en Estados Unidos el presidente Donald Trump ordena oficialmente el despliegue militar en la frontera, los legisladores del Congreso de la Unión han pedido al gobierno de Enrique Peña Nieto que tome acciones firmes hasta que el magnate cambie la manera en que trata a México.

La miembro del gabinete de Trump, Kirstjen Nielsen dijo hoy, en conferencia de prensa desde la Casa Blanca, que ha recibido órdenes para que el Departamento de Seguridad Nacional, del que es titular, y el Departamento de la Defensa, a cargo del general James ‘Perro Loco’ Mattis, trabajen de manera conjunta para desplegar a la Guardia Nacional a lo largo de la frontera sur de la unión americana.

De acuerdo con Today Military, la Guardia Nacional estadounidense cuenta con alrededor de 340 mil soldados. Estos están divididos entre las 50 milicias de cada estado de la unión, y solo los gobernadores y el presidente pueden ordenar su movilización.

Pocas horas después, Donald Trump firmó la orden. La cadena de noticias CNBC reporta que esta operación ya había iniciado, aunque no se han afinado detalles estratégicos como el presupuesto que se destinará o la logística y planificación que seguirán los soldados. Esto es importante ya que hay una serie de mecanismos para activar a la Guardia Nacional, los cuales no siempre son simultaneos.

Una forma de activar a la Guardia Nacional es utilizando el capítulo 32 del reglamento del organismo, el cual destina fondos federales a las tropas pero estas siguen al mando de sus respectivos gobernadores, lo que permite mayor agilidad para la impartición de justicia. Por el contrario, al utilizar el capitulo 10, el financiamiento y las órdenes son igualmente federales, por lo que los soldados quedan al cargo del Secretario de la Defensa, en este caso, el general Mattis.

En seguridad, coordinación con EU, pero con respeto a soberanía: EPN

Legisladores exigen acción

Ante la operación militar que parece ser inminente, legisladores de ambas cámaras del Congreso de la Unión hicieron pública su exigencia al gobierno federal de actuar con firmeza. Desde el Senado de la República se emitió un exhorto, votado unánimemente, para que la administración de Enrique Peña Nieto corte de manera inmediata la cooperación bilateral en materia de migración y combate al crimen, hasta que Trump comience a actuar con respeto a México.

El documento consta de cuatro puntos y será enviado a la brevedad a la Secretaría de Gobernación para formalizar las demandas de los senadores. De igual manera, Laura Rojas, del PAN y presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, recordó que Trump ha mantenido una actitud «permanente y sistemáticamente» insultantes. Además de que criticó el fin del programa de Acción Diferida para los Arribados en la Infancia -DACA, por sus siglas en inglés-, que ha afectado a millones de ‘dreamers’.

En la Cámara de Diputados, líderes de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, que conforman la coalición Por México al Frente junto al Movimiento Ciudadano, se sumaron al reclamo y exigieron que el gobierno de Peña Nieto actué con firmeza ante las amenazas.

Jesús Zambrano, del PRD, criticó la tibieza con la que el gobierno federal ha respondido a la militarización de la frontera, una medida inadmisible a consideración del legislador del Sol Azteca. Marko Cortés, del PAN, agregó que si Donald Trump no ha respetado a México, es porque las autoridades mexicanas no se han dado a respetar ante el mandatario estadounidense.

SRE pide a Trump aclarar amenaza de usar militares en la frontera

La tercera militarización fronteriza

No es la primera vez que un presidente estadounidense ordena acciones de este tipo. A mediados de su segundo mandato, entre 2006 y 2007, George W. Bush desplegó a 6 mil tropas de la Guardia Nacional en los estados fronterizos de Arizona, California, Texas y Nuevo México. Esto como medida de seguridad ante el inicio de la Guerra de Irak y la intervención americana en Afganistán, así como el inicio de la guerra contra el narcotráfico ordenada por Felipe Calderón.

La operación ‘jump start’, como se le conoció en ese momento, fue mayoritariamente pacífica. Entre los logros que destacan las autoridades que la coordinaron se encuentra la detección de cargamentos de droga y el rescate a migrantes que corrían el riesgo de ahogarse en el Río Bravo.

Este despliegue continuó en 2010 cuando Barack Obama anunció la operación ‘phalanx’, la cual incrementó el número de tropas en la frontera hasta por encima de los 12 mil soldados. Duplicando la iniciativa de Bush. También incluyó una mayor coordinación con los oficiales de la Patrulla Fronteriza, ya que al menos un elemento se integraba a las misiones de investigación, detención y rescate.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones