Connect with us

Cultura

Viengsay Valdés, nueva directora del Ballet Nacional de Cuba tras muerte de Alicia Alonso

Viengsay Valdés nueva directora del Ballet Nacional de Cuba
Foto: José Juan de Ávila

La primera bailarina Viengsay Valdés recibió el año nuevo con su nuevo nombramiento como directora artística del Ballet Nacional de Cuba (BNC), luego de que el 19 de octubre pasado murió la fundadora de la mítica compañía y prima ballerina assoluta Alicia Alonso.

En una ceremonia este 1 de enero en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, el ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, hizo el nombramiento de Valdés, que desde el 22 de ennero de 2019 fungía como subdirectora artística de la compañía, con la que viajó a México a finales de septiembre pasado, semanas antes de la muerte de Alonso, para una gira con Giselle, que se presentó en Ciudad de México el día 27 de ese mes en el Auditorio Nacional, en Guadalajara, Monterrey y Aguascalientes.

En 1948 Alicia, Fernando y Alberto Alonso fundaron en la capital cubana el Ballet Alicia Alonso después de su estancia de la bailarina en Estados Unidos con varias compañías; más tarde vino a convertirse en el actual Ballet Nacional de Cuba, que recibió escaso apoyo oficial hasta 1959, tras la Revolución, año en el que el gobierno de Fidel Castro le ofreció su respaldo.

Viengsay Valdés fue aprendiz de Alicia Alonso y las llamadas cuatro joyas del ballet cubano: Josefina Méndez, Loipa Araujo, Aurora Bosch y Mirtá Plá, según la página web del BNC.

En septiembre, Viengsay Valdés volvió a México después de más de una década cuando participó en la gala “Gigantes de la Danza” en el Auditorio Nacional. Se presentó en esta última ocasión en Giselle, como  primera bailarina y subdirectora del BNC, al que llegó en 1994, y concedió una entrevista exclusiva a este reportero previo a su gira por México.

Más tarde, ya en el Auditorio Nacional, también a pregunta de este reportero sobre qué iba a hacer el BNC para festejar a Alicia Alonso, quien este 2020 iba a cumplir cien años, Viengsay Valdés señaló entre otras cosas que pediría al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura y a su titular Lucinda Jiménez que participaran para hacerle un homenaje mundial a la bailarina.

Tras la muerte semanas después de Alicia Alonso, Lucinda Jiménez reveló que el INBAL ya había firmado contratos para participar con el BNC en el homenaje ahora póstumo a Alonso cuya coreografía de Giselle sobre la original de Jean Coralli y Jules Perrot puso a Cuba en el mapa mundial de la danza y que el Ballet del Teatro de Bellas Artes de México incorporó en 1976 a su repertorio.

Desde marzo de 2004 que se presentó en dos funciones en el Teatro de la Ciudad (hoy Esperanza Iris), el Ballet Nacional de Cuba no había vuelto como compañía a México. En aquel entonces, que incluyó una gira por Chiapas, Jalisco y San Luis Potosí, no interpretó un ballet completo, sino coreografías como En las sombras de un vals, de la misma Alicia Alonso, Suite Generis, de Alberto Méndez, y piezas de El lago de los cisnes y Carmen.

El BNC fue fundado en 1948 por Alicia Alonso y en 1950 se creó la Escuela Nacional de Ballet Alicia Alonso, anexa a la compañía, cuya línea artística, según sus estatutos, “parte del respeto a la tradición romántica y clásica, estimulando al mismo tiempo el trabajo creativo de coreógrafos que seguían una línea de búsquedas en lo nacional y contemporáneo”. El 19 de junio de 2018, el gobierno cubano declaró a esa institución por decreto “Patrimonio Cultural de la Nación”.

Te puede interesar: ‘Giselle’, símbolo del Ballet Nacional de Cuba y Alicia Alonso, llega a México con Viengsay Valdés

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones