Connect with us

Nación

Supervisar reforma laboral, la ‘demanda extrema’ de EU a México

Supervisar reforma laboral, la ‘demanda extrema’ de EU a México

Estados Unidos pidió supervisar la implementación de la nueva reforma laboral que incluye temas como la democracia sindical, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, confirmando que rechazó esta petición que la iniciativa privada tildó como una “demanda extrema”. En su lugar haciendo una contrapropuesta para la que ya contempla un adendum al Tratado México-EU-Canadá de libre comercio, el cual deberá ser enviado al Senado de la República.

“Están planteando que pueda haber una especia de supervisión sobre el cumplimiento de la ley laboral. Nosotros no aceptamos eso, que haya una especie de inspectores para ver si una empresa cumple con lo establecido por la ley”, dijo López Obrador durante su conferencia matutina sobre las ‘demandas extremas’ por parte de EU por las que el Consejo Coordinador Empresarial manifestó su preocupación el día de ayer.

Más en LaHoguera:

López Obrador también confirmó que, bajó esta petición, sería el gobierno estadounidense el que verificaría la implementación de la reforma laboral, incluyendo el que se ejerciera una democracia libre y representativa al interior de los sindicatos. Agregando que los representantes del Partido Demócrata, opositor a la administración de Donald Trump, le manifestaron su confianza, pero expresaron dudas respecto al futuro una vez termine su mandato.

A manera de contrapropuesta, propuso un panel que trate controversias por empresa, no por sector empresarial o industrial, conformado por un representante mexicano, otro estadounidense y un tercero más. Este determinaría si hubo o no un incumplimiento a la norma en un plazo considerable, por lo que se deberían repetir procesos o implementar sanciones. Agregando que, incluso, ya se tiene un acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo.

Este proceso de negociaciones con la oposición estadounidense es encabezado por Jesús Seade Kuri, subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte, a quien López Obrador expresó total confianza. Dándole instrucciones para que el acuerdo al que llegue sea consultado con los legisladores de la cámara alta del Congreso de la Unión, aunque esto demore la ratificación del T-MEC.

“Antes de firmar que pida un tiempo, que se abra un paréntesis, para consultar a los senadores. Aunque la ratificación se dé después. […] aun de manera, vamos a decir, informal que se les dé a conocer. Tenemos la facultad, el Ejecutivo, de firmar”, dijo López Obrador. Agregando que, al tratarse de un adendum al Tratado ya aprobado por el Senado, este deberá volverlo a ratificar para poder entrar en vigor.

Finalmente, el primer mandatario reiteró que ya ha expresado tanto al gobierno de Trump como a la oposición Demócrata que su administración ha cubierto todos los requisitos necesarios para la aprobación del T-MEC, incluyendo la designación de partidas presupuestales para la implementación de la reforma laboral. Por lo que, una vez más, urgió a que el Tratado no quede envuelto en el ambiente político-electoral de EU.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones