Connect with us

¡Qué espectáculo…!

¡Qué Espectáculo…! Encuentros con José José

Foto: Especial

Aunque desde chavo me gustaban las canciones de José José y mi primer contacto en “vivo y a todo color” con ‘El Príncipe de la Canción’ fue a los 15 años, mi padre, Gregorio, que trabajaba en Excélsior, había conseguido un intercambio —de esos en los que se pagaba la publicidad con cupones de comercios, restaurantes y bares para que los trabajadores disfrutaran de los beneficios más allá del reparto de utilidades— para El Patio, un lugar en la calle de Atenas, frente a la Secretaría de Gobernación.

Mi regalo de ese año fue llevarme, junto a mi madre María Elena (donde quiera que estés), a ver y escuchar a ese intérprete que decían se había repuesto del alcoholismo y drogadicción y ahora era “el mejor cantante de México”.

Cada canción era una muestra de entrega a su público, de querer vivir para dejar que sus fans disfrutaran cada canción y de ese tono que le imprimía a éstas.

Ya en 1983 sacó Secretos, disco de 10 temas de Manuel Alejandro y Ana Magdalena, que le dio 10 sencillos: Lo Dudo, El Amor Acaba, Voy a Llenarte Toda, Cuando Vayas Conmigo, Entre Ella y tú, Lágrimas, Quiero Perderme Contigo, Esta Noche te voy a Estrenar, A esa y He Renunciado a ti, esta última la cual acompañó al tierno chavo que era a aguantar una decepción amorosa.

En 1984, sacó el disco Reflexiones, con 10 cortes de Rafael Pérez Botija y donde Seré, Adiós Princesa, Tu Ganas, Toda mía, De Hombre a Hombre, Disimula, ¿Y qué?, ¿Qué hay de Malo en ser Extraños? y Payaso, fueron sencillos, ¡nueve de 10!

Precisamente, en la época donde “El Video Mató a la Estrella de Radio”, dirían las Burbujas, José José grabó el respaldo visual de Payaso —donde personifica a un reportero— en la redacción general de Excélsior, la que daba a la salida de Paseo de la Reforma.

Un año después, también gracias a mi padre, llegué a Excélsior y tras ser ayudante, me dieron la oportunidad de reportear espectáculos.

Entre los privilegios estaba el ir a conferencias, y si eran de José José, mejor.

A finales de los noventa, tras una conferencia para anunciar un concierto en el desaparecido teatro Blanquita, El Príncipe tuvo a bien regalarme cinco minutos para hablar de una polémica que tenía casi dos décadas, si la canción de Rafael Pérez Botija ‘Gavilán o paloma’ (1977) era una canción gay.

“Bueno, cuando me la mostró el maestro Rafael me pareció que era una gran letra para ponerla en el LP que estábamos por hacer (Reencuentro)”.

Pausado, diría que “era una época muy difícil para tocar esos temas pero nos arriesgamos y hoy es una de los números musicales que me dieron mucha fama”.

También te puede interesar: “José José nos hizo llorar y ser felices con sus canciones”: AMLO

Comentaría: “en ese disco tuve la fortuna de que otros grandes maestros como Roberto Cantoral (Recuerdos), Juan Carlos Calderón (Buenos días, amor), Manuel Alejandro (Amar y querer) y muchos oros me ayudarán, hasta una composición mía se incluyó (Si alguna vez)”.

Y agregaría: “Hoy ya estamos más abiertos, y sí, por supuesto, ‘Gavilán o paloma’, sí es una canción que hablaba de una relación entre dos hombres… ¡o dos mujeres!, por qué no”.

En 1997, hubo chance de ir a cubrir su show en el Premiere, otro lugar que ya no existe. En esa ocasión me acompañó un tío (también donde esté) y al terminar y pasar a las mesas cerca del escenario, porque sí, teníamos “mesa de pista”, el buen Pepe Díaz Conti se paró y fue a darle un abrazo que el cantante recibió de muy buena gana, y ya entrados en gastos hasta su autógrafo.

Para 1998, cuando José Rómulo Sosa Ortiz celebraba 35 años de carrera, la desaparecida BMG Ariola, convocó a conferencia para el lanzamiento del CD Y Algo más, donde se encontraban tres covers: New York, New York (Fred Ebb/John Kander), El mundo (Jimmy Fontana/Greco/Maccia/Pes) y Mi vida (Alain Barriere/Italo Ferrario).

Él llegó al auditorio de la disquera saludando, abrazando a los reporteros que lo habían seguido toda su vida, a sus “hermanitos”, y agradeciendo que siguieran ahí.

Después de la charla con reporteros y antes de ir a dar “exclusivas” a las televisoras, me acerqué a pedir que me firmara su disco y mientras lo hacía, le preguntó qué tanto lo había ayudado hacer cover como Él (Him, Rupert Holmes, 1980) y Just the way you are (Billy Joel, 1977).

“Mira hermanito, la cosa no es cantarlas como los grandes maestros de quien son, sino hacerla tuya, sentirla”.

—¿Como en Te quiero tal como eres?

“Un año o año y medio después de que grabe ese número, recibí una llamada, era Billy Joel y me dijo que había escuchado la versión del gran Barry White y la mía y que si de él dependiera la que hice le gustaba más que hasta la de él. No tienes idea de lo que sentí, hermanito, fue padrísimo, un monstruo como él llamándome y diciendo eso, le di las gracias y hablamos de otras cosas”.

El 4 de diciembre de 2004, una conferencia más con “Chepe Chepe”. Ahora para hablar de un concierto en el Auditorio Nacional, el 13 de ese mes en compañía de sus hijos: José Joel, Marisol y Sarita, pero habló de su enfermedad.

“Lo más difícil fue recuperarme del alcoholismo. Llevo 11 años de sobriedad, cuatro de ellos en tratamiento homeopático del pulmón izquierdo, y sí, estoy listo para enfrentarme al público, en el Auditorio Nacional”.

Ahí le pregunté que si “todo lo dio, dejando su vida al pasar, hecha pedazos”, como dice la rola Seré.

“Esa canción la interpreté en una época difícil. Han pasado muchas cosas y ahora habrá que interpretar una que hable de los logros. Se la pediré a los maestros Rafael Pérez Botija y Armando Manzanero, los cuales son unos sastres que realizan trajes a la medida”.

José José, “al que nadie domó, sólo los años”, mi ídolo, sí, y el de muchos que por miedo a ser tachados de ridículos, prefieren cantar las de ‘El Príncipe’ a escondidas, así le pueden echar la culpa de su Nave del Olvido y El Triste papel que pueden hacer en las reuniones por lo que es su vida.

PD.- Ojalá no se atrevan a retransmitir la porquería de serie que dizque es de su vida, la neta ¡NO MAMEN!

                                               —000—

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones