Connect with us

Internacional

Expulsan a clérigo de Ecuador acusado de abuso sexual y tortura

Fernando Intriago
Foto: Twitter

La Arquidiócesis de Guayaquil informó que el sacerdote Luis Fernando Intriago Páez dejó de pertenecer a la congregación religiosa luego de la investigación que realizó el medio Gkillcity (GK) respecto a los abusos sexuales y tortura a los que adolescentes fueron sometidos por el obispo.

En un comunicado emitido el 7 de junio, la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano había ratificado la expulsión del sacerdote. Sin embargo, el 23 de julio la Arquidiócesis hizo oficial la decisión «final e inapelable» de la Iglesia, quedando Intriago Páez deslindado de toda actividad sacerdotal,

«El proceso civil y penal, por su parte, continúa en la Fiscalía; esperamos que los jueces dictaminen cuanto antes la sentencia. Cabe recalcar que la responsabilidad legal no es institucional, sino personal; sin embargo, como Institución hemos actuado con la celeridad y la transparencia exigidas por la ley tanto civil como canónica», afirmó la instancia católica en el comunicado.

Imputan al líder del clero en Chile por casos de abuso sexual

Desde el 2014, según recogió el medio ecuatoriano, Intriago ya había sido juzgado en el Vaticano y trató en varias ocasiones de silenciar las voces que los acusaban, entre las cuales se encontraban obispos de la congregación que sabían del caso, y que incluso llegaron a denunciarlo ante las autoridades eclesiásticas.

La investigación recopiló los testimonios de jóvenes que fueron sometidos a prácticas físicas por el clérigo a modo de ritual al que le nombraron «la dinámica del pecado», en el cual los desnudaba, tocaba y torturaba.

GK solicitó varias veces que Intriago diera su versión de los hechos, aunque no recibían respuesta. Sólo en una ocasión, el abogado del obispo llegó a contestar una de las llamadas, y dijo que las acusaciones en contra de cliente se trataban de una persecución .

Cuando el reportaje se publicó, la reacción de la Arquidiócesis no se hizo esperar y convocó a una conferencia de prensa, en la cual el monseñor Luis Gerardo Cabrera, arzobispo de la ciudad, dijo que Intriago debía «ser investigado y sancionado por la autoridad competente»; aunque denominó como «conductas inapropiadas» a los abusos sexuales que llevaba a cabo el sacerdote denunciado, hecho que le fue duramente críticado.

Por su parte, Intriago negó todas las acusaciones diciendo en un boletín que se trataba de «supuestos no comprobados», hasta que la resolución de la Arquidiócesis rechazó su apelación el 7 de junio.

 

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones