Connect with us

Espectáculos

Emilia Clarke, actriz de Game Of Thrones, revela detalles de dos aneurismas sufridos

Emilia Clark aneurismas salud
Foto: Twitter

Emilia Clarke, estrella de la serie Game of Thrones que interpreta a Daenerys Targaryen, escribió este día, para The New Yorker, un artículo en el cual revela detalles sobre un par de momentos que comprometieron su salud y vida, los cuales, paradójicamente, sucedieron a la par en que recibía una de las mayores oportunidades profesionales de su vida.

“Solo cuando todos mis sueños de infancia parecían haberse hecho realidad, casi perdí mi mente y luego mi vida”, así es como Clarke, de 32 años de edad, inicia el relato sobre dos aneurismas cerebrales que vieron afectada su vida tras comenzar a grabar la serie Game of Thrones.

Clarke relata en su escrito cómo la fama la abrumó en un inicio al estar experimentando la fama en una de sus primeras oportunidades en la televisión, viéndose abrumada por el trabajo, la imitación por parte de sus fans y las críticas provenientes de otros. En este contexto, menciona que, al estar entrenándose para aliviar su estrés, en febrero de 2011 comenzó a sentir un dolor de cabeza que intentó ignorar, pero el cual terminó por ser más fuerte que su intento de resistirlo, llegando casi arrastrándose a su vestuario sin saber que era tan solo el inicio de su mala experiencia.

Te puede interesar: Netflix aumenta precios para México

Según cuenta la actriz, ese día comenzó a ver mermados algunos de sus sentidos, recibiendo atención por parte del personal de la producción de HBO para conducirla al hospital donde perdería el conocimiento y en donde se le diagnosticaría un aneurisma, es decir, una hemorragia subaracnoidea que era potencialmente mortal, por lo cual fue atendida con un proceso quirúrgico “mínimamente invasivo” para sellar el aneurisma.

Al despertar, señaló, comenzarían otros tipos de temores ante la oportunidad laboral que tenía ya, sintiéndose débil, teniendo algunos dolores y otros síntomas de la recuperación, así como el temor de algunas “lagunas” que sufrió en los primeros días posteriores a la cirugía y un segundo aneurisma que los médicos señalaron “era pequeño y […] era posible que permaneciera inactivo e inofensivo indefinidamente”.

Clarke devela cómo grabar la segunda temporada de la afamada serie fue lo más difícil, puesto que en cada minuto pensaba que iba a morir dado el agotamiento que sufría en cada día de grabación, sin embargo, continuó y realizó posteriormente la filmación de una tercera temporada, decidiendo, entonces, realizarse un chequeo médico para saber el estado del último aneurisma.

Te puede interesar: Netflix estrena tráiler de ‘Stranger Things’ 3

En 2013, contó, fue alertada por presentar una inflamación en una parte del cerebro que debían “cuidar”, sin saber que, nuevamente, se encontraba en la antesala de un nuevo accidente cerebrovascular por un procedimiento médico, similar al que le habían practicado en 2011, que había fallado y ante lo cual esta vez tuvieron que realizar una operación que implicaba la realizar un corte en el cráneo de la actriz, bajo un pronóstico poco alentador sobre sus posibilidades de sobrevivir.

Por segunda ocasión, Emilia Clarke logró “vencer a la muerte”, sin embargo, confiesa que su recuperación fue aún más dolorosa que la primera, preocupándole la pérdida de capacidad cognitiva y sensorial de su persona, así como de controlar algunos de sus movimientos como la mirada y su ansiedad.

Finalmente, la actriz menciona que fue gracias a su educación para enfrentar las situaciones difíciles, el apoyo de sus padres y de sus fans lo cual le permitieron regresar a su vida cotidiana y superar esos momentos, haciéndola consciente que hay otras personas que como ella padecen de este tipo de crisis en su salud, sin tener el mismo desenlace, disfrutando en pensar qué proyectos emprenderá posterior al término de Game of Thrones.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones