Connect with us

Cámara de Diputados

Diputados gastan millones para hacer ‘home office’ pero no se registran ni votan los 500

Foto: Cuartoscuro

La pandemia ha forzado a laborar desde casa, el llamado home office, a quienes tienen posibilidad de hacerlo. Entre estos se cuentan los diputados federales, quienes buscan evitar que el Salón del Pleno se convierta en un sitio de contagio de Covid-19. No obstante, pese a la inversión para ello, los legisladores de San Lázaro continúan sin hacer total presencia en las sesiones «semipresenciales».

El 25 de agosto de 2020, la Cámara de Diputados compró 510 celulares a Radiomóvil Dipsa, S.A de C.V, de acuerdo con la Dirección General de Recursos, Materiales y Servicios. Estos 500 celulares serían la herramienta para que los diputados pudieran emitir su voto durante estas reuniones parlamentarias, mientras que los restantes fueron clasificados para «uso en caso de emergencia».

El costo unitario fue de $5,699.06 pesos, cifra que incluye el Impuesto al Valor Agregado (IVA). En total, el Palacio Legislativo pagó un monto de adquisición de $2,906,513.05 (dos millones novecientos seis mil quinientos trece pesos con 5 centavos) con IVA incluido por los equipos de telefonía.

De acuerdo a un boletín de la misma Cámara, el precio de cada celular será descontado de la dieta de los legisladores entre septiembre y diciembre, es decir, $ 1,424.75 mensuales por cada curul. No obstante, desde San Lázaro también se hizo un pago extra para hacer que los legisladores pudieran permanecer en casa y cumplimentar con esta parte de su trabajo parlamentario.

Casi 10 días antes de la primera sesión semipresencial, la diputada Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva, declaró durante una conferencia de prensa que la aplicación del pago de la licencia de Zoom y del reconocimiento facial tenía un costo de 2.9 millones de pesos.

La Hoguera se dio a la tarea de analizar los datos de votaciones de este tipo de sesiones, verificando que pese a los casi 6 millones de pesos jamás se ha logrado un quórum de 500 diputadas y diputados presentes para iniciar la sesión ni en una votación.

«La Buena»: mejoran su puntualidad para registrar la asistencia

Los datos de octubre señalan que las sesiones de la Cámara de Diputados arrancaron apenas con un mínimo de legisladores más a los 250 necesarios para ello. De 9 sesiones, solo la del día 27 superó el 70% de diputadas y diputados presentes para iniciar la sesión con 389 (77.8% del total). Ese día se inició la discusión de la reforma a la Ley General de Salud para tomar 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar presuntamente para solventar gastos para la atención del Covid-19.

Te puede interesar: «Más que cambios en el gabinete, se requiere de un cambio de rumbo de la conducción de México»: PRD

La siguiente sesión inició con 255 y culminó con 363 legisladores votando.

En el mes de noviembre se inició la nueva modalidad de trabajo: sesiones semipresenciales. El reglamento aprobado el 1 de septiembre señaló que la presencia física en el Salón de Sesiones se limitará a un máximo de 127 diputadas y diputados para que el resto participe de manera telemática.

Además de los ajustes físicos que se hicieron al Pleno para permitir a los representantes populares mantener la «Sana Distancia», se ideó un sistema de trabajo para que, a través de Zoom y el celular dado, les permitiera registrar su asistencia y votar desde el confinamiento en una especie de home office, especialmente para quienes pertenecieran a grupos vulnerables ante la Covid-19.

La entrada de esta modalidad tuvo un impacto positivo en la “puntualidad” al iniciar las sesiones. De las doce realizadas del 4 de noviembre al 3 de diciembre, ocho fueron en modalidad semipresencial, logrando en seis de ellas superar el 90% de quórum posible, mientras que las otras dos se quedaron en el límite con 89%.

Por el contrario, con la modalidad presencial volvió a verse la impuntualidad dado que dos iniciaron con menos del 70%. En contraste, la dos dedicadas a la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 sí superaron el 80% desde el inicio.

«La mala»: nunca son 500 diputados

Pese a la entrega de 500 móviles para registrar su asistencia y votar, nunca han estado 500 diputados puntuales al comienzo de los trabajos en el Pleno. El máximo alcanzado al momento ha sido la asistencia de 481 legisladores pese a que el registro de asistencia está disponible a partir de las 8:00 a.m. Tres horas antes del inicio programado.

Aunque el 26 de noviembre se alcanzó ese punto máximo, en las votaciones de dicha sesión no se obtuvo tal cantidad de votos para alguno de los dictámenes discutidos y aprobados, revelando ausentismo durante las sesiones.

Revisando las votaciones durante el mismo periodo se identifica al «proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones del Código de Comercio» como el que más votos ha recibido con 483. Pese a ello, este solo constó en la desindexación del texto legal respecto al salario mínimo y la incorporación de la Unidad de Medida y Actualización en su lugar, así como la actualización de la redacción para sustituir «Distrito Federal» por «Ciudad de México».

Por el contrario, este pasado 3 de diciembre se dio la discusión para expedir la nueva Ley General de Población donde se establece la obligación de la población a inscribirse al Registro Nacional y obtener su Cédula Única de Identidad Digital que contendrá datos personales, incluidos biométricos. Dicho proyecto solo mereció la atención 430 diputados que expresaron su voto en el tablero.

Los dictámenes con menor participación en cada sesión semipresencial respondían a reformas en materia de institutos de investigación de la Cámara de Diputados, al artículo 37 de la Ley Agraria, para elevar la representación de mujeres en el comisariado ejidal; al artículo 18 de la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales y la adición de una fracción XXI al artículo 12 de la Ley de Ciencia y Tecnología.

Ello quiere decir que durante las sesiones se han dejado de ejercer entre $96,884.02 y $398, 934.20 pesos debido a que los diputados no han usado sus nuevos celulares adquiridos para dicho fin. Esto sin contar el gasto por licencias de Zoom no utilizadas en tiempo y forma establecidas.

Te puede interesar: Diputados no deberán solicitar licencia ni renunciar a apoyos económicos al buscar su reelección

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones