Connect with us

Internacional

Corea del Norte destruye oficina de enlace con Corea del Sur

Foto: Especial

Este martes, Corea del Norte destruyó una oficina de enlace intercoreana con su vecino del Sur, ubicada en la ciudad fronteriza de Kaesong, tras varios días de advertencias a Seúl por el envío de propaganda sobre territorio norcoreano.

De acuerdo con el Ministerio de Unificación de Corea del Sur, la explosión ocurrió en punto de las 14:49 horas (tiempo local), por lo que primeros reportes señalan que se escuchó un fuerte ruido de detonación, seguido por una columna de humo.

Asimismo, la agencia de Corea del Norte, KNCA confirmó que la destrucción es parte de la decisión de interrumpir las líneas de comunicación entre ambos países por parte del régimen de Kim Jong Un, cumpliendo con la posición de personas enfurecidas y la intención de hacer pagar un precio por sus crímenes, haciendo alusión a Seúl.

La oficina de enlace entre ambas naciones se estableció en septiembre de 2018, con el fin de facilitar el intercambio y cooperación entre las naciones, las cuales se mantienen en guerra hace más de un siglo, por lo que la apertura de este lugar fue luego de un ambiente de reconciliación creado ese año por sus líderes, sin embargo, se suspendieron actividades en el lugar desde enero de este año por la preocupación del Covid-19.

Ante eso, el gobierno surcoreano publicó un video de vigilancia militar donde se muestra una nube de humo saliendo del piso, así como un edificio colapsando en un parque industrial cerrado, donde estaba dicha oficina. A pesar de que el lugar se encontraba vacío, Seúl ha expresado su rechazo a lo ocurrido y advirtió de una respuesta firme si Corea del Norte continúa para agravar más las tensiones.

Te puede interesar: Líder de Corea del Norte reaparece tras ausentarse por su salud

El pasado 9 de junio, Pyongyang anunció su intención de cortar todas las líneas de comunicación con Corea del Sur, luego de calificarla como enemigo, por lo que entre estas líneas se encuentran la que une a puestos militares en ambos lados de la frontera o mejor conocido como el teléfono rojo que conecta de forma directa a los líderes de las dos Coreas.

Esta medida fue una represalia tras el lanzamiento de globos cargados de panfletos ridiculizando al líder Kim Jong Un, así como otro material propagandístico, esto, por parte de desertores norcoreanos que ahora residen en el sur.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones