Connect with us

Nación

“Yo tengo que huir mientras Marín disfruta de fiesta”, reclama Lydia Cacho

Yo tengo que huir mientras Marín disfruta de fiesta”, reclama Lydia Cacho
Foto: Cuartoscuro

Una nota sacudió la noche de ayer a Lydia Cacho. En Puebla, uno de los medios de comunicación digitales más conocidos reportó que el ex gobernador Mario Marín estuvo en Puebla pese a supuestamente estar siendo buscado tanto por la Fiscalía General de la República como por la Interpol.

Alrededor de las 12 de la noche, la periodista Lydia Cacho emitió un primer tweet en el que decía que “ahí tenían” al ex gobernador prófugo, Mario Marín, citando una nota en la que se reporta que este había estado presente en una fiesta en el municipio de Atlixco, Puebla el pasado domingo. “La FGR dice que no lo encuentra. Tiene ficha roja de Interpol desde abril de 2019” y “la FGR no se entera de nada”. agregó.

En un segundo tweet, retomando también la noticia. Cacho se quejó y señaló que mientras ella tiene que estar fuera de México porque entraron a su casa hace un par de semanas, Mario Marín disfruta de una fiesta con carne asada y música de banda.

En otro tweet más, la autora de ‘Los demonios del Edén’ recordó que al ex gobernador poblano se le acusa públicamente de tortura, pederastia, colusión de servidores públicos, trata de personas para fines de explotación sexual, contando con una orden de aprehensión desde abril de 2018.

De acuerdo con el Periódico Central, asistentes a una fiesta del empresario Rafael Forcelledo Caram en una de sus propiedades ubicada en el municipio de Atlixco declararon a ese medio local que el ex gobernador Mario Marín estuvo presente mientras disfrutaba de carnes asadas y música de banda, detallando que incluso que ha sido visto por esa zona en otras ocasiones pese a ser buscado por autoridades nacionales e internacionales.

Te puede interesar: Asaltan casa de Lydia Cacho

Desde el mes de abril, la magistrada federal María Elena Suárez Préstamo, del Primer Tribunal Unitario de Cancún, ordenó que el político poblano y el empresario del ramo textil, Kamel Nacif, sean apresados junto a Juan Sánchez Moreno y Hugo Adolfo Karam Beltrán, quienes fungieron como director de Mandamientos Judiciales y jefe de la Policía Judicial de Puebla, respectivamente, durante el gobierno marinista.

El delito por el que se les acusa es la presunta tortura en contra de Lydia Cacho en diciembre de 2005. Este habría sido cometido cuando fue detenida por autoridades poblanas en la ciudad de Cancún, Quintana Roo, bajo el argumento de haber cometido “difamación y calumnia” por el contenido de su libro Los Demonios del Edén, en el que se acusaba a políticos y empresarios poblanos de participar en la explotación sexual de menores de edad.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones