Connect with us

Nación

Trabajadores de la Central de Abasto toman Palacio Nacional; AMLO les pone tache

Trabajadores de la Central de Abasto toman Palacio Nacional; AMLO les pone tache

Desde temprana hora de este miércoles, trabajadores de la Central de Abasto de la Ciudad de México protestaron alrededor de Palacio Nacional, bloqueando las entradas y demandando una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador. Quien les puso ‘tache’ y les pidió dejar de andar ‘de groseros’. Siendo que algunos de los manifestantes lograron dar “portazo” y entrar al recinto para dar a conocer su queja.

Antes de las 5 de la mañana, trabajadores de la Central de Abasto comenzaron a tomar las entradas de Palacio Nacional exigiendo un diálogo con López Obrador, a la vez que acusaron que el gobierno capitalino que encabeza Claudia Sheinbaum no había atendido sus demandas. Por lo que amenazaron con evitar la entrada del personal del recinto, incluyendo a funcionarios públicos, así como a quienes asisten a las conferencias matutinas del primer mandatario.

Durante casi 2 horas los manifestantes mantuvieron los bloqueos, incluso sumando a otros manifestantes como los Asesores Técnicos Pedagógicos que ayer hicieron lo mismo en la Cámara de Diputados junto a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Además de trabajadores del Mercado de la Merced y demás grupos que mantienen plantones fijos en los alrededores del Palacio y la Plaza de la Constitución.

Finalmente, la Policía Militar, con equipo antimotines, que resguarda el recinto, logró abrir una entrada sobre la calle de Moneda para permitir el acceso al interior. Sin embargo, los manifestantes organizaron un “portazo” e, incluso, algunos lograron entrar hasta la conferencia de López Obrador. Razón por la que las autoridades recurrieron al gas lacrimógeno para despejar la entrada y poder volverla a cerrar.

Ya durante la mañanera, López Obrador comentó los hechos. Explicando que “hoy estuvieron los de la Central de Abasto, y que ya dejen de estar de groseros, eso no está bien. También conozco a los comerciantes de la Central de Abasto, siempre muy bien portados, o sea, hoy se pasaron, tache […] se les va a atender, porque siempre se atiende. Esos no son los modos. Tienen, cariñosamente, afectuosamente lo digo, tache”. Señalando que es competencia del gobierno capitalino.

Tras esto, López Obrador fue interrumpido por una mujer, miembro de los Asesores Técnicos Pedagógicos, quien le pidió sentarse a dialogar respecto a sus derechos laborales, asegurando que estos están siendo violentados en las negociaciones de las leyes secundarias de la reforma educativa. A lo que el primer mandatario respondió diciendo que entregara la petición a Leticia Ramírez, encargada del área de Atención Ciudadana de la Presidencia de la República.

López Obrador concluyó recordando que él ya vive en Palacio Nacional por lo que, aunque tomen las entradas, él podrá llevar a cabo las mañaneras así sea simplemente con un teléfono celular. Mientras que Jesús Ramírez Cuevas, vocero presidencial, confirmó que todos los funcionarios del gabinete de seguridad lograron ingresar y realizar la reunión diaria. Aunque Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes, no pudo entrar ya iniciada la conferencia. Por lo que se retiró del lugar.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones