Connect with us

Espectáculos

Suicidios empañan el pretendido mundo idílico del K-Pop

Foto: Especial

El K-Pop o Korean Music Pop se ha vuelto un género musical que ha tocado fibras en gran parte del mundo, pero además se ha convertido en un estilo de vida y hasta una manera de hacer negocios, ya que la velocidad a la que avanza y el modo en que los artistas viven no tienen freno, claro ejemplo de ello son los grupos más exitosos como Blackpink y BTS, llegando con más de 56 millones de reproducciones en cada uno de sus sencillos.

Sin embargo, de 2017 a 2019 cantantes de este género fallecieron por extrañas circunstancias, en las que se les determina que fue por suicidio, quienes a través de notas, cartas o mensajes, lo jóvenes, quienes eran exitosos, tenían rastros de tristeza, depresión, desesperación y hasta ansiedad, donde tenían un punto en común, no sentirse satisfechos por las personas que fueron o simplemente no soportar las críticas, así como la presión social.

Te puede interesar: BTS llega al primer puesto en la lista Hot 100 de Billboard con ‘Dynamite’

Las estrellas de este mundo pasan por mucho estrés durante su carrera artística, donde los denominados ‘idols’ son chicos entrenados por parte de agencias de entretenimiento, a quienes preparan en varias categorías, como el modelaje, el baile, el canto, la conducción y hasta cómo comportarse en ciertas situaciones, hasta que cumplen ciertos años para determinar su debut en algun grupo, pero no todos cuentan con la misma suerte como los ya mencionados, ya que se quedan en el camino.

En promedio cada año, 300 grupos se preparan para su debut, de los cuales, solo alrededor 50 logran debutar y normalmente son tres grupos los que ganan reconocimiento en su primer año, mientras que para la producción de un grupo con 6 o 7 integrantes, que es el número más común entre las bandas, cuestan cerca de 2 billones de wones, es decir, 1.8 millones de dólares, por lo que también se requiere de una inversión de al menos 1.3 millones de dólares, donde también se deben incluir los costos durante el periodo de entrenamiento de seis meses a un año, bajo un contrato temporal que puede llegar a su fin y ser recontratados y liberados.

Cuando se está por debutar, firman un contrato por varios años con sus compañías, donde incluye términos legales que en ocasiones son difíciles de comprender, pero la empresa es quien tendrá el control absoluto de las actividades, entre ellas las salidas o reuniones que deseen tener a pesar de contar con familiares que viven cercanos. Asimismo tendrán limitaciones como no tener citas, hasta prohibición de cirugías plásticas o viceversa, ya que el entretenimiento también exige cierta presión para que los grupos tengan un gran poder visual, ya que no solo se trata de componer canciones, sino es todo un concepto que engloba detalles en las coreografías, estética, ropa, belleza, cosmética y el principal atractivo de pieles blancas.

Pero, a pesar de contar con éxito, en ocasiones pequeñas agencias que arriesgan por debutar a un grupo, pero por los altos costos que implica mantener a un grupo como uno de los más importantes, lo que implica pocos gastos para toda la publicidad que conlleva cada mini albúm, video musical, estilistas y promociones, lo que puede conllevar a términos de contrato, desaparición de bandas y que los mismos artistas ya no saben que hacer, no se logran encontrar en ningún sitio, se sienten desesperados, llevándolos a tener pensamientos suicidas, por que no siguieron su sueño de ser estrellas.

Otro factor es la presión que hay por que los grupos busquen ser mejores y que las mismas compañías exijan más de lo que pueden tener, provocando situaciones donde los idols no se encuentren satisfechos por lo que hacen, mientras que las empresas tratan de apoyar, sin embargo, no siempre funciona, como el caso del vocalista del grupo Shinee, Kim Jong-hyun, quien fue encontrado muerto en su apartamento de Seúl, donde en una nota confesó sentirse roto por dentro, ya que la depresión lo había consumido, situación que lo llevó a no superarla, a pesar de que frente a las cámaras el se mostraba feliz.

Te puede interesar: Sulli, cantante surcoreana de K-pop es hallada muerta en su casa

Asimismo, la misma sociedad coreana es uno de los problemas que aquejan a la industria del K-Pop, ya que se miran con malos ojos cualquier situación, actividad o hecho en el que estén involucrados tanto actores como cantantes, teniendo en cuenta que es un reflejo de lo conservadores que llegan a ser los coreanos, donde justamente acudir a un psiquiatra o pedir ayuda en salud mental, es una de las cosas que no es tolerable, pero en el caso de Sulli, una chica de 25 años, también fue una de las víctimas que afecta en la industria, siendo atacada con comentarios y agresiones a raíz de su unión a una campaña feminista, donde su estilo era criticado hasta en actuaciones y películas donde logró estar.

Las famosos que actualmente están cerca de los 30 años o mas ya se consideran estrellas viejas, que en ocasiones no pueden permanecer en su estatus, ya que más jóvenes, más atractivos en incluso con más energía, llegan a reemplazarlos, dejándolos en el olvido, donde su fama ya no es la misma, por lo que intentan buscarse otras formas de trabajo dentro de la industria, siendo una transición algo difícil que en su mayoría no los lleva al éxito.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones