Connect with us

A Fuego Lento

Santiago Nieto se quiere ir por la libre a la grande

Quienes conocen a Santiago Nieto, saben dos cosas de él: una, es un enemigo de temer en cuanto al rastreo de dinero y manejo de información financiera. Dos, le agrada bastante, tal vez demasiado, el protagonismo. El problema llega cuando los que aplauden en las mañaneras se le meten en el oído con aspiraciones presidenciales, porque es ahí cuando al director de Inteligencia Financiera le da por irse por la libre a la grande, aún a espaldas de sus superiores.

El perro de pelea de Andrés Manuel ha asumido un papel protagónico en los nueve meses que lleva la 4T, siendo el responsable de cazar a quienes cometieron actos de corrupción en administraciones anteriores, o bien, a quienes hicieron campaña contra el hoy presidente. Por lo que, nos dijeron en Hacienda, el señor Nieto ya se ve a sí mismo como un claro candidato al 2024 pues quién si no él lleva a la práctica la doctrina anticorrupción de López Obrador.

Fue por esta suspiración presidencial que Nieto ofreció una entrevista al equipo de Carmen Aristegui en donde dio a conocer información clasificada que involucraría a altos miembros del peñismo con una red de extorsión operada desde lo más alto del gobierno federal y vinculada al Cártel de Sinaloa. Para, posteriormente, filtrar al neoliberalísimo Reforma que, en efecto, la UIF de Peña Nieto liberó cuentas de la organización criminal el mes previo a la elección de AMLO.

Con justa razón, Nieto pensó que este mazazo bastaría para catapultarlo a los cuernos de la luna aún por delante de presidenciables natos como Marcelo Ebrard o Ricardo Monreal. Después de todo, es él quien está desmontando las redes de corrupción que lo mismo van desde el poderoso Alberto Bazbaz, simultáneo director de la UIF y el Cisen en los últimos días del peñismo, hasta Rosario Robles y Emilio Lozoya, pasando por El Abogado del Diablo, Juan Collado.

Pero, oh sorpresa, resultó que esta era la única red de corrupción del periodo neoliberal de la que el mismo Andrés Manuel no estaba al tanto. Ya ni hablemos del secretario de Hacienda, Arturo Herrera, a quien se le agarró en curva con el tema. Si había un contubernio de semejante magnitud entre la mafia del poder y la mafia mafia, ¿por qué no avisó el director de Inteligencia Financiera al Presidente de la República?

Lo que nos dicen en Hacienda es que el señor Nieto ya se creyó el papel de ‘fiscal de hierro’, aunque ni fiscal es, que las benditas redes sociales le han puesto. Y es que, mientras fichitas de segunda línea como un Fernández Noroña usan a los que aplauden en las mañaneras para tratar de posicionar su candidatura, con Nieto ocurre lo contrario. Fueron los youtubers quienes lo ungieron como su gallo para el 24 al ver los buenos números de audiencia que genera su nombre.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones