Connect with us

Nación

Reprueba CIDH política migratoria de México y Estados Unidos

Foto: Cuartoscuro

La preocupación por la situación de los migrantes centroamericanos crece. Esta vez, fue la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la que expresó su preocupación por la situación de personas migrantes y refugiadas en Estados Unidos, México y Centroamérica por las medidas que los países han estado tomando en materia de migración y asilo.

La CIDH insistió que durante los últimos años ha venido observando el aumento de la migración de personas provenientes de El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, quienes buscan a llegar a Estados Unidos y, en menor medida, a México, teniendo un último impulso con la realización de “caravanas migrantes” en donde se han visto mayor número de mujeres, niños y adolescentes que viajan solos.

La Comisión identificó estos movimientos migratorios como parte del problema de “desplazamiento forzado” que según datos de la ONU alcanzaría los 314.946 solicitantes de asilo y 72.229 refugiados de estos países a nivel mundial, reconociendo que los países que los reciben pueden enfrentar complejidades y desafíos por esta llegada masiva de personas.

No obstante, la CIDH señaló que Estados Unidos y México han respondido con políticas y prácticas que vulneran los derechos humanos de los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados puesto que la implementación unilateral del programa “Quédate en México” ha permitido a los Estados Unidos que más de 10 mil personas sean devueltas a México para que aquí realicen sus procedimientos migratorios y de asilo.

Esta cifra no es total, puesto que, hasta junio de este año, 18 mil 778 personas habrían esperado en un puerto de entrada fronterizo en México, viendo violentados sus derechos humanos, el principio de no devolución, exponiéndolos a condiciones que desconocen y haciéndolos vulnerables a ser objeto de extorsiones, secuestros y otros actos de violencia a manos de organizaciones criminales que operan en las zonas donde los están devolviendo.

Además, la Comisión acusó que han recibido información sobre casos en donde México estaría siendo cómplice en casos de separación familiar bajo el programa “Quédate en México”. Esta explicó que los que los padres y/o madres permanecen en México, mientras que sus hijos son enviados a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) de los Estados Unidos de América.

Te puede interesar: Unión Europea y Estados Unidos deben invertir en Centroamérica: Ebrard

A la par, hizo eco en el aumento de medidas tendientes a la criminalización que han tomado los Estados Unidos y México en contra de los defensores de los derechos humanos que brindan asistencia a las personas migrantes y refugiadas, poniendo como ejemplo la detención de Cristóbal Sánchez e Irineo Mujica, defensores de los DDHH de personas migrantes que fueron detenidos y acusados de tráfico de migrantes.

Pese a todo ello, la CIDH no desestimó la presentación del Plan de Desarrollo Integral de México y Centroamérica, considerando positivo la promoción de medidas para abordar las causas estructurales que originan la migración forzada haciendo énfasis en que estas deben plasmarse en canales accesibles en términos económicos y jurídicos, lo cual incluye asegurar que sean accesibles también para personas en situación de pobreza, así como aquellas que por razones ajenas a su voluntad no cuenten con la documentación usualmente requerida para estos trámites.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones