Connect with us

¡Qué espectáculo…!

¡Qué Espectáculo…!

Foto: Especial

Con el permiso de usted, amable lector, hoy el tema será sólo uno.
Escuchar dos palabras como “El Vive” es sinónimo de música, amigos, encuentros, chelas y más de 26 horas de echar rol.
En su 20 aniversario, este encuentro dejó grandes lecciones: no todo lo nuevo es chido, no todo lo viejo es bueno, pero sobretodo que de alguna manera el Festival Iberoamericano de Cultura Musical se está convirtiendo en una manera de premiar a los divos y castigar a los maestros.
El domingo vimos la peor ofensa que se le puede hacer a una persona que durante años ha luchado desde su trinchera por difundir el rock nacional: Javier Bátiz.

Resulta que antes de comenzar su presentación en el escenario de un nombre de frituras, no había luces, pero como buen rocanrolero comenzó a tocar en la penumbra.

La banda le aplaudió el gesto y un par de minutos después “se hizo la luz”. Hasta ahí podría haberse cargado a una “falla técnica”, pero cuando estaba tirándose su última rola junto a su hermana Baby Bátiz, le cortaron la consola. Javier dejó la guitarra en un banco, Baby mostró un rostro de incredulidad, y ambos dejaron el escenario.

¡Qué espectáculo…! Javier Bátiz

En tanto, Enrique Bunbury sacó su repertorio de solista que la neta es una buena canción de cuna y fue hasta que se reventó Entre dos Tierras, que entonaba como Héroe del Silencio que en verdad consiguió un coro de más de 50 mil melómanos.

Juanes tuvo buena acogida en el festival, pero lo suyo es la Camisa Negra.

Los Tacubos tuvieron más de 16 minutos de letargo hasta que con Hay Amor Divino, original de Leo Dan, comenzó a mover a la bandera.

Santana se rifó con 25 minutos de rolas sin descanso, lo cual agradeció el respetable que no dejó de ovacionarlo durante los 50 minutos que duró su show.


¡Qué espectáculo…! Carlos Santana

El sábado, Óscar Chávez, quizá el más longevo de los que se hayan presentado en dos décadas del Vive, dio una cátedra de cómo manejar a la audiencia.

“Primero me dijeron que tocaría 70 minutos, luego que 60, y después 50, mejor toco rápido antes de que me corran”, dijo.
Con ello se reventó sones, sus clásicas y concluir con Por tí. El respetable que lo escuchó en el escenario instalado en el “Jesús Martínez ‘Palillo’”, se lo agradeció con creces.

Después de él, en el mismo tapanco, apareció Santa Sabina XXX, quien celebró sus 30 años en el rol con el espíritu de Rita Guerrero, al dejar que su voz se escuchara mientras tocaban en vivo, y la participación de Rubén Albarrán, Jessy Bulbo, Amandititita y hasta Alfonso André, quien definitivamente no tenía nada que hacer ahí.


¡Qué espectáculo…! Santa Sabina XXX

Y ya que hablamos de un “caifán” (con minúsculas), en el escenario principal Saúl y sus muchachos de nueva cuenta la armaron, sí, el mismo discurso y las mismas letras de sueños pirados, lamentablemente siguen causando sensación entre sus fans, por ello se entiende que no dejan morir en paz a la agrupación. Lo nuevo en esta ocasión es que invitaron a Óscar Chávez para que cantara Por ti a ritmo de chaflanes, y sacándosela al decir: “Con ustedes, el Caifán mayor”. Perdón pero no hay más Caifanes que El Estilos, El Capitán Gato, El Azteca y El Mazacote, así de sencillo.


¡Qué espectáculo…! Óscar Chávez

Y Fobia dejó ver que sigue siendo rock chavitos.

“El Vive”, un festival en donde se vende más cerveza que en todo el año, un lugar donde los amigos siguen siéndolo, y donde los “divos” en verdad se creen inalcanzables.

Y para que nadie se cuelgue milagritos: Gracias Nidia Elizea por la entrevista con Alex Lora… Gracias Mario Rojas por darme chance de ir un año más a este encuentro musical… Gracias Karlita Bedolla y Claudia Contreras pues pese al tiempo de dejarnos de ver, la humildad y “el no me olvido…” son parte de su personalidad…

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones