Connect with us

Especiales

Pese a Covid-19, baja deserción escolar en gobierno de la Cuarta Transformación

Pese a Covi-19, baja deserción escolar en gobierno de la Cuarta Transformación
Foto: Especial

Pese a la pandemia por el virus del SARS-CoV-2 que se vive desde finales de 2019 en el mundo y a inicios de 2020 en México, las cifras de abandono escolar disminuyeron en el país en el ciclo escolar 2020-2021 en comparación con cifras de 2000, 2010 —sexenios gobernados por el Partido Acción Nacional (PAN)—, y 2015 —bajo la administración del PRI—, revelan datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Este 16 de agosto pasado el gobierno federal, encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP), presentó el Nuevo Modelo Educativo que contempla una “educación más humanizada y cercana a la realidad de los estudiantes” basada en siete ejes de aprendizaje: pensamiento crítico, interculturalidad crítica, igualdad de género, integración, vida saludable, artes y experiencias estéticas, así como la apropiación de las culturas, a través de la lectura y escritura.

Ante este nuevo plan de estudios que iniciará este próximo ciclo escolar como piloto en 30 escuelas de cada entidad federativa, es decir, 960 planteles, el presidente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, aseguró que se trata de un modelo de adoctrinamiento de los niños y jóvenes del país, pues el presidente López Obrador pretende transmitir sus ideas a los estudiantes con un “sistema educativo político, populista y mezquino”.

Te puede interesar: Cáncer y neumonía, las otras enfermedades que le arrancaron la vida a casi 150 mil mexicanos en 2021

Además sostuvo que el plan obligará a los alumnos a tomar clases de civismo donde les enseñen cuáles son las obras del gobierno morenista, dejando de lado las propuestas didácticas, las competencias educativas de los alumnos y sus funciones intelectuales.

Por otro lado, urgió a las autoridades educativas federales a realizar un diagnóstico sobre el aprendizaje y la deserción escolar, de ésta última estima que sean alrededor de 1.5 millones de estudiantes, aunque reconoce que la SEP contabiliza únicamente 270 mil alumnos que dejaron sus estudios por la pandemia.

Asimismo, adelantó que “en los próximos cinco o 10 años se podrán ver las consecuencias negativas económicas y de impacto productivo para el país a causa de la pérdida de aprendizaje y para la deserción escolar como resultado del modelo educativo morenista”.

Te puede interesar: Acceso a la educación de indígenas, una materia pendiente: 20.9% son analfabetas

Sin embargo, los números del Inegi revelan que las cifras de abandono escolar van en descenso con respecto a los números reportados en el 2000, cuando inició el sexenio del panista Vicente Fox Quesada, y que de una matrícula de educación básica obligatoria de 20 millones 142 mil 187 estudiantes que existía en el ciclo escolar 2000-2001, de los cuales 14 millones 792 mil 528 correspondían a primaria y 5 millones 349 mil 659 a secundaria, hubo una deserción acumulada de 1.9 por ciento para primaria, es decir, lo equivalente a 281 mil 51 estudiantes, y 8.3 por ciento para secundaria, lo que representó a 444 mil 21 alumnos. Siendo Guerrero la entidad con más alumnos que abandonaban la escuela primaria con 3.8 por ciento y 12 por ciento para secundaria del total que se inscribieron en ese ciclo escolar.

Mientras que en el sexenio del presidente Felipe Calderón, también panista, específicamente en el ciclo escolar 2010-2011, de una matrícula de 14 millones 887 mil 845 estudiantes para primaria y 6 millones 137 mil 546 para secundaria, la deserción escolar fue de 0.7 para primaria, lo que representó que 104 mil 214 alumnos dejaran su educación a final del año escolar, en tanto que el abandono de la educación secundaria fue de 5.6 por ciento, esto es lo equivalente a 343 mil 702 jóvenes. En este ciclo escolar, el estado con más deserción fue Oaxaca con un 1.7 por ciento en primaria, y Michoacán con 9.1 por ciento en secundaria.

Para la administración del priísta Enrique Peña Nieto, en el ciclo 2015-2016, aún ya instrumentada la reforma educativa de 2013, el abandono escolar se mantuvo en 0.7 por ciento para primaria de una matrícula de 14 millones 250 mil 425 alumnos, lo que se contabilizó en 99 mil 752 niños. Para el caso de secundaria, de 6 millones 835 mil 245 de estudiantes que había, 4.4 por ciento no concluyeron el ciclo escolar, esto es 300 mil 750 jóvenes.

Te puede interesar: 9 de cada 10 muertos por Covid-19 entre 2021 y 2022 no estaban vacunados

En ese año, Michoacán repitió como el estado con más deserción escolar de sus niños que se inscribieron al inicio del año escolar, al reportar un índice de 2.2 por ciento de salida. Por otra parte, Campeche, gobernada entonces por el actual presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas ‘Alito’, se sumó a las entidades con más abandono escolar al alcanzar 8.2 en secundaria.

En el último ciclo escolar del que tiene registro el Inegi, el de 2020-2021, gobernado por el morenista y actual presidente Andrés Manuel López Obrador, se tuvo una deserción de niños de primaria de 0.4 por ciento de los 13 millones 677 mil 465 alumnos que conformaron la matrícula, esto fue un equivalente a 54 mil 709 estudiantes, cifra por debajo de la reportada en el sexenio pasado, pero sin considerar la variante de la pandemia por Covid-19.

Por otro lado, la tasa de estudiantes que dejó su educación secundaria durante ese ciclo escolar disminuyó a solo 2 por ciento, cifra históricamente inferior a las reportadas en los últimos tres sexenios previos, de los 6 millones 394 mil 720 estudiantes inscritos al inicio del año escolar, lo que se tradujo en 127 mil 894 jóvenes.

El paso de la pandemia por el país, merece una mención aparte, porque pese a que los números reflejan que la deserción escolar disminuyó considerablemente con respecto a los sexenios de los panistas Fox y Calderón y del priísta Peña Nieto, el número de jóvenes estudiantes que no pudieron tomar clases en el primer año crítico de la contingencia sanitaria debido a algún tema asociado al Covid-19, —como que tenían que tener un equipo digital para tomar las clases en línea— también es considerable, pues de acuerdo con los mismo datos del Inegi, al menos 5.2 millones de niños, adolescentes y adultos no pudieron inscribirse al ciclo escolar 2020-2021, este número incluye a estudiantes de preescolar, primaria, secundaria, preparatoria y universidad, lo que significó el 9.6 por ciento del universo total de las personas de entre 3 y 29 años de edad que hay en el país.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones