Connect with us

Cultura

Orquesta Típica de la Ciudad de México: 135 años con “canciones para el pueblo”

Foto: Twitter

Escondidos entre la cotidianidad, la Ciudad de México cuenta con testigos que dan paso del tiempo y de la formación de la gran urbe y centro político del país. Sin embargo, muchos de los sonidos de esos añejos tiempos siguen vigentes a través de la Orquesta Típica de la Ciudad de México, la cual celebra sus 135 años de existencia siendo una especie de cápsula del tiempo que sigue reviviendo aquellas viejas épocas.

Este domingo 13 de octubre, la Orquesta Típica de la Ciudad de México celebrará su 135 aniversario con un concierto en el Teatro Esperanza Iris o Teatro de la Ciudad, con el cual celebrarán el legado de músicos que han estado al frente o formado parte de las filas de este grupo de artistas, tales como Miguel Lerdo de Tejada, Celia Treviño, Eulalio Armas, Alfonso Esparza Oteo, Pablo Marín, Tata Nacho, José Antonia Zavala y Félix Santana.

Retrato de Miguel Lerdo de Tejada. Foto: INAH

En 2011 se declaró a la orquesta como “Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México”. Bajo el nombre actual, esta tiene 79 años; sin embargo, esta es heredera de los proyectos de la primera y segunda década del siglo XX como la Orquesta Típica de Juan Velásquez, la Orquesta Típica de Lerdo de Tejada, la Orquesta Típica de Señoritas, la Banda Típica, la Orquesta Típica del Centenario, la Orquesta Típica Presidencial y la Orquesta Típica de Policía, esta última como la “refundación” promovida por el presidente Emilio Portes Gil.

No obstante, su origen se encuentra en la Orquesta Típica de la Ciudad de México que debutaría en el mes de septiembre de 1884 dirigida por el profesor Carlo Curti durante el final del sexenio de Manuel González, compadre de Porfirio Díaz que volvería a dejar a éste la presidencia tan solo unos días después siendo el inicio de sus ya conocidas reelecciones.

De acuerdo con Jean Dickson y del Ibero-Amerikanisches Institut, Carmine Antonio Curti, mejor conocido por su mote familiar ‘Carlo’, nació el 6 de mayo de 1859 en Gallicchio, un pueblo ubicado al sur de Italia. Éste habría viajado junto a algunos familiares para radicar en Nueva York durante su juventud, lugar donde comenzaría a hacerse de un nombre en el escenario musical del momento como parte de algunos espectáculos teatrales del lugar.

Foto: Ibero-Amerikanisches Institut

Su interés por los sonidos populares se plasmó desde la creación de su estudiantina “Los verdaderos estudiantes españoles de Curti”, aunque formado por inmigrantes italianos, con la cual imitaba a la Estudiantina Fígaro, empresa que tuvo éxito en los albores de la década de 1880 en Nueva York de acuerdo a los registros de la época.

Como si se tratara de un rompecabezas, la llegada a México de Carlo y su hermano Giovanni, habría estado antecedida por una etapa profesional con el negocio que décadas después sería el origen financiero de la colonia Roma en la capital mexicana: el Circo de los Hermanos Orrín.

Edward W. Orrin, empresario del siglo XIX y siglo XX. Iniciador de la colonia Roma. Foto: Internet.

Según Dickson, éstos pudieron haber trabajado como músicos en Estados Unidos en una de las compañías circenses más importantes en ese país, México y Cuba dada la costumbre de la compañía por reclutar músicos para sus giras, con el dato posterior del trabajo que Carlo Curti tendría en la década de 1890 en el ya establecido Circo Orrín que el 21 de febrero de 1891 inició actividades ubicándose en la Plazuela Villamil, donde hoy se levanta el Teatro Blanquita.

Establecido en México como profesor del Conservatorio Nacional, y a iniciativa de Encarnación García y Andrés Díaz de la Vega, se ideó una orquesta con instrumentos típicos de México, principalmente cuerdas que permitieran dotar a las interpretaciones de un nuevo sonido, por lo cual se integró a “Juan Curti (arpista), Mariano Aburto y E. García (salteristas), Mariano Pagani, Pedro Ziraña y Apolonio Domínguez (bandolonistas primeros), Andrés Ordaz, Vicente Solís y José Borbolla (bandolonistas segundos); Rafael Galindo y Eduardo Gabrielli (cellistas); Enrique Palacios y Buenaventura Herrera (violistas); Antonio Figueroa y E. Raso (violinistas); Pantaleón Dávila y Pedro Ávila (bajos); y, Anastacio Meneses (flautista).

Te puede interesar: De la Romita a la Roma de Cuarón: contrastes de una colonia

Fue el 20 de septiembre de 1884 cuando la Orquesta Típica de la Ciudad de México hizo su debut oficial participando en un acto que cerró la presentación de la Orquesta del Conservatorio Nacional de Música de México. Ésta tuvo una gran aceptación, al grado que comenzó a tener giras incluso fuera del país como la presentación de marzo de 1885, donde ataviados de sombreros, chaquetas, pantalones y botas con ornamentos de plata parecidos a los trajes actuales de charros.

Foto: Ibero-Amerikanisches Institut

Los pocos autores que han tratado la vida de Curti y los orígenes de la orquesta coinciden en el éxito de ésta, la cual siguió con presentaciones exitosas en ciudades del interior de la república como Puebla y salidas a Estados Unidos, incluidos conciertos en Nueva York y Las Vegas. Apenas pasarían 3 años luego de su fundación cuando la Orquesta se disolvió luego de que varios de sus integrantes comenzaron a trabajar para teatros y otros más como músicos callejeros, sin embargo, quedó para la posteridad ‘La Típica’, obra del fundador y uno de los primeros éxitos de este conjunto.

Así fue el inicio de una de las orquestas más famosas del país que hasta hoy sigue alegrando con sus notas. Una institución que lejos de desgastarse, con el paso del tiempo se vuelve la memoria de aquellas tardes de elegancia con los valses porfiristas, las batallas de la Revolución con sus corridos, los sonecitos, jarabitos y huapangos de aquellos que en busca de un mejor lugar encontraron en la capital un refugio y sentido, así como la refundación del nacionalismo musical de Moncayo a Márquez sin dejar de lado el sonido del arrabal y romanticismo de autores como Agustín Lara.

Fuentes:

Corona Audettatt, Víctor Manuel, “La Orquesta Títica de la Ciudad de México: origen y vínculos con el Conservatorio Nacional de Música”

Dickson, Jean, “Carlos Curti: ¿compositor, director, rey del xilófono, camaleón? ¿Quién fue Carlos Curti” en Heterofonía, revista de investigación musical, Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información Musical, diciembre, 2009.

Mendoza Huerta, Yasbil Y.B y Mariano Herrera Castro, “La Orquesta Típica de la Ciudad de México” en Topete Lara, Hilario y Amescua Chávez, Cristina (coords.) Experiencias de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial, Centro Regional de Invesetigaciones Multidisciplinarias, Universidad Nacional Autónoma de México, Cuernavaca, 2013

Ibero-Amerikanisches Institut

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones