Connect with us

Nación

“No supimos comunicarle a la gente qué vendía el PRD”: Ángel Ávila

El Partido de la Revolución Democrática enfrenta los resultados de las elecciones en las que perdieron presencia nacional e, incluso, la Ciudad de México, su bastión histórico. Por lo que busca reinventarse como un contrapeso para el Movimiento Regeneración Nacional.

En La Hoguera el secretario general del PRD Ángel Ávila habla del escenario que vivirán a en el Congreso de la Unión y en los estados de la república donde solo conservarán un gobernador. Así como de las corrientes internas y el futuro del Frente con Acción Nacional.

¿Cómo va el diagnóstico interno del PRD después de las elecciones?

Si tú hablas del diagnóstico cuantitativo evidentemente están los números. Casi en la mayoría de los estados, el tema federal está muy claro. A nosotros lo que nos importa más es el tema cualitativo sobre las decisiones que tomó el PRD.

Lo que nos faltó decidir, lo que pudimos haber hecho mejor, lo que se debió haber corregido. Lo que no debemos hacer, lo que sí debemos hacer. Creo que también hay cosas buenas, destacables, y en ese sentido el diagnóstico cualitativo tiene todavía su ruta.

Vamos a platicar con los gobernadores y los dirigentes de las corrientes. La próxima semana vamos a traer a los diputados federales y senadores que ganaron; y la siguiente a los presidentes municipales y diputados locales.

Una vez hayamos escuchado a todos, más allá de lo que dice la frialdad de los números, vamos a revisar estado por estado. Ver que es lo que pasó, que se pudo haber hecho mejor, y después condensar en este balance político-electoral cuantitativo y cualitativo para presentarlo en el Consejo Nacional.

¿Cuáles son algunos de los errores que no se deben repetir?

El principal error que cometió el PRD tiene que ver muchísimo con el tema de la comunicación política. Es decir no nos preparamos ni en el PRD ni el Frente, pero voy a hablar del Frente, para esta era digital de las campañas políticas.

Yo creo que hoy las redes sociales en esta elección jugaron un papel sumamente importante, generaron mucha percepción. Lo habíamos visto en el fenómeno de Donald Trump. Hoy lo vemos reflejado con López Obrador que construyó un andamiaje no de un año o dos, sino de cuatro o cinco.

Un andamiaje muy fuerte de redes sociales que algunas investigaciones sostienen que fue financiado por el extranjero, o que costaron 300 millones de pesos con servidores en China o Rusia.

Pero haya sido como haya sido López Obrador construyó una percepción de redes sociales y logro penetrar un discurso político sobre el combate a la corrupción. Fue tan buena la campaña de López Obrador que la gente repetía frases como el famoso “ya sabes quién”. Lograron penetrar en el subconsciente del ciudadano.

Creo yo que parte del triunfo de López Obrador fueron los grandes errores del gobierno federal. Los escándalos de corrupción de la Casa Blanca o la Estafa Maestra. Por lo que López Obrador se pudo vender como un outsider.

Ante todo este escenario lo que más le falló al PRD fue el tema de la comunicación política. Redes sociales, contenidos, quienes somos, que proponemos, que hemos hecho por el país. Este triunfo de la democracia, porque así hay que manejarlo, la gente fue y votó por Andrés Manuel, no habría sido posible sin la lucha del PRD.

El PRD ha hecho mucho por el país, hoy hay que aceptar los resultados con mucha humildad y ver todo lo que hay que cambiar. Nuestros gobierno, malas políticas públicas, mala comunicación, malas decisiones, pleitos internos.

Hay una serie de cosas que hay que cambiar pero lo más importante es que no supimos comunicarle a la gente que vendía el PRD. ¿Cuál era la propuesta más importante del PRD? La gente no la conoce aún. Es parte de este relevo generacional incorporarnos a la política digital que es muy importante. No solo para el partido, para las próximas elecciones y para los gobiernos que vamos a tener.

Pasado el proceso electoral parece que Nueva Izquierda, la corriente dominante, se tambalea. Surgen otras como ADN, otras desaparecen, algunas se van con Morena. ¿Cuál es la situación de las corrientes internas?

Hay que entender al PRD como un partido de equipos políticos, siempre lo ha sido desde su fundación. Llegaron grupos de ex-militantes del Partido Comunista, otros llegaron de la guerrilla, otros del PRI. Hoy no es diferente, somos un partido muy plural y diverso.

Lo que hay que hacer con las expresiones internas es un nuevo pacto refundacional. Es importante rescatar la vida interna donde haya debate y diálogo, que no haya la visión de un pensamiento único en el partido. Como es el caso del PRI y de Morena.

En Morena es lo que diga Andrés Manuel sin importar si está bien o mal, nadie le va a decir que no. En el PRD hay debate. A veces se potencia mucho el conflicto interno y tenemos resultados desastrosos.

Todas las corrientes son importantes, hay pequeñas, hay grandes, ninguna sobra. Lo importante es llegar a un pacto refundacional con un acuerdo político mínimo que permita dejar de lado el conflicto interno y priorizar al PRD como instrumento de la sociedad.

Perdieron la Ciudad de México, bastión histórico del PRD, ¿cuál es el saldo? ¿Qué impacto dejó?

Es un impacto fuerte, era un emblema para el PRD. Habíamos hecho buenos gobierno pero creo también que este ejercicio de gobierno desgasta. El tema de la inseguridad se desbordó y hubo algunas políticas públicas que, creo, no fueron del todo correctas.

Francamente el tema de las fotomultas, creo que eso afectó mucho a la ciudadanía. Al final se logró que hubiera menos muertes por accidentes de tráfico pero no se supo explicar bien. Sheinbaum dijo que las iba a quitar, luego que siempre sí las va a dejar pero haciendo trabajo comunitario. Es decir Morena hizo una campaña de falacias que ya cuando llegan al gobierno se dan cuenta de que no es tan fácil.

Hay que asumirlo con humildad. Ganamos Venustiano Carranza, ganamos Coyoacán. Hay que demostrar desde esas delegaciones que el PRD puede gobernar mejor que lo hace Morena. Por supuesto habrá una luna de miel con Morena de algunos años, lo tenemos muy claro.

Pero todo mundo sabe cómo terminan este tipo de borracheras secas. La gente le da la confianza a un solo partido, las expectativas son tan altas, pero no hay los instrumentos ni el dinero para hacer todo lo que dijeron que iban a hacer. Luego la gente se desencanta.

Nosotros hay que hacer buenos gobierno, que no haya corrupción en los gobiernos del PRD. Ojalá Morena no tenga corrupción ni vínculos con la delincuencia en sus gobiernos. Como en su momento se señaló el caso de Tláhuac, ojalá sigan las investigaciones. O el caso del Rébsamen donde se evidenció que la delegación tuvo responsabilidad en la muerte de los pequeños.

El próximo año el PRD se va a quedar sin gobernadores en solitario, salvo uno. Silvano Aureoles con quien se tuvo un conflicto muy fuerte durante las campañas. ¿Cómo quedan a nivel estado?

Hay que entender que perdimos en todos los estados en los que se jugó la gubernatura. Hay votación importante para el PRD, hay que aprender de los errores que se cometieron en el gobierno y ser muy claros en eso. Hay que ver cómo llegan los nuevos gobernadores, que cumplan lo que dicen.

Así es el juego de la democracia, a veces ganas, a veces pierdes, no tienes que ganar siempre. El PRD así lo acepta, vamos a ser oposición en la Ciudad de México, en Morelos, en Veracruz y en otros estados. Vamos a ser una oposición que cuando el gobernador haga una propuesta favorable a la ciudadanía vamos a votar con él, cuando no vamos a señalarle sus errores.

Como en su momento lo hizo Morena con nosotros. Veremos que Cuauhtémoc Blanco termine con la violencia en Morelos, Cuitlahuac García en Veracruz. Como dice el dicho “vamos a ver si es lo mismo ser borracho que cantinero”. Antes estaban en la oposición y era muy cómodo señalar los errores, ahora vamos a ver qué tal lo hacen.

¿Silvano Aureoles va a continuar en el PRD?

Silvano Aureoles tiene un procedimiento en la Comisión Jurisdiccional que todavía no se ha resuelto. Mientras no se resuelva sigue estando en el PRD.

También perdieron el registro en varios estados.

En 10 estados. Vamos a generar un programa emergente para poder trabajar en esos 10 estados. Se nombrarán una especie de comisiones políticas en donde estén integrados todos los equipos políticos y un plan para cada entidad para que en la próxima elección podamos recuperar el registro.

¿Algún plan de alianzas para apoyar a alguien más en ese inter?

Habrá que ver estado por estado, cada estado tiene su propia particularidad. Pero sí debemos dejar de lado los pleitos internos de los estados, hacer direcciones de unidad, y sobre todo eso tener un plan de mediano y corto plazo.

El otro plan es para las 6 entidades de la República que van a tener elecciones el próximo año. Para gobernador solo sería en Baja California.

¿Irán en solitario en Baja California?

Hay que analizar con los compañeros de Baja California. Qué están pensando ellos, qué está pensando la dirección nacional, y el próximo año decidir si iríamos o no en alianza, y con quién.

¿Cuántos legisladores federales lograron?

Vamos a tener una bancada de 21 diputados federales y 7 senadores.

De cara a la siguiente legislatura, ¿dónde quedan dos figuras? La senadora plurinominal por el PRD Xóchitl Gálvez y el senador plurinominal por el PAN Miguel Ángel Mancera.

Hay que platicar con ellos. Con Xóchitl para ver si va a permanecer o no en el grupo parlamentario del PRD o se va al del PAN. Entiendo que el doctor Miguel Mancera va a pedir su incorporación a la bancada del PRD.

¿Ya se manejan nombres para coordinar la Cámara de Diputados y el Senado?

Aún no, siempre se busca que sean los propios diputados y senadores quienes elijan a sus coordinadores.

Mancera tiene oportunidad de llegar a la coordinación.

Cualquiera de los 7 senadores electos que logre el apoyo mayoritario de sus fracciones puede ser coordinador.

Sobre si el Frente con el PAN les pasó factura tú dijiste que “no mucho”. ¿Se perdieron a la sombra del PAN?

Que el candidato presidencial fuera del PAN generó una cierta ventaja en su favor. Pero veníamos de elecciones locales que habíamos ganado. Ganamos Veracruz, Durango, Quintana Roo, en su momento Puebla, Oaxaca.

Habíamos hecho alianzas electorales buenas, lo que nos ha faltado es llevar a cabo mejores gobiernos de coalición. Yo le digo a la gente que tal vez no supo distinguir que un gobierno de coalición le iba a hacer bien al país porque tiene un tema de contrapesos.

Hoy la gente votó por el sistema presidencial, vemos las alianzas de morena con un partido de ultraderecha como el PES, que finalmente pierde el registro porque la gente vota con Andrés.

Andrés supo colocarse como un outsider de la política cuando no lo es, forma parte de los viejos políticos del país, lleva más de 20 años en campaña. Hoy lo vemos con nombramientos como el de Manuel Bartlett. Que alguien me diga que Manuel Bartlett es la nueva política que necesitamos, es un personaje viejísimo de las catacumbas del PRI.

Lo que te digo es que sí logró vender una idea en términos mediáticos, creo yo que engañando a la gente. Propuso bajar el precio de las gasolinas, hoy dice que lo hará en tres años, eso lo hubiera dicho en campaña. Pero él vende algo que no es cierto, no los va a bajar. Le preguntas a su secretario de Haciendo cómo va a manejar el tema de las gasolinas y te responde “como Peña Nieto, igualito”.

Ellos pudieron colocar una agenda mediática importante y a nosotros nos falló eso, absolutamente. La alianza con el PAN logró que tuviéramos diputados y senadores, ellos y nosotros. También lo que le afectó mucho al Frente fue la campaña del gobierno federal contra Ricardo Anaya. La investigación que nunca existió en la PGR, pero se le dio muchísima difusión.

Vienen relevos internos en PRD, PAN y Movimiento Ciudadano. ¿Está firme el Frente?

Hay dos momentos en el Frente. Uno es en la arena legislativa donde tenemos muchas coincidencias. El tema del “fiscal carnal”, el no dejar que las viejas formas imperen. Hay una lucha de la sociedad civil con nosotros como partidos para lograr que el nuevo fiscal general se autónomo, como lo es en todos los países del primer mundo, para que la justicia no se politice.

Pero tienes a López Obrador queriendo reivindicar el presidencialismo más antiguo del PRI donde él quiere imponer al fiscal. Busca proponer al Congreso porque no quiere hacer caso a la reforma al 102 constitucional. Esa es una agenda del Frente con la sociedad civil para que no se imponga un fiscal carnal y tener una fiscalía que sirva.

Ahí vamos a ir juntos pero aparte cada quien tiene sus banderas, somos partidos diferentes. Acción Nacional no comparte visiones como las que sí comparte el PRD. Matrimonio igualitario, despenalización del aborto, eutanasia.

Temas que nosotros hemos impulsado y una parte del nuevo gobierno de Morena como Olga Sánchez Cordero, quien será secretaria de Gobernación, ha dicho que va a impulsar también. El PRD podrá acompañar estas propuestas porque son banderas del PRD, no de Morena. Nosotros las hemos instaurado en la Ciudad de México y en muchos estados.

Entonces el Frente podrá seguir en lo legislativo en algunos temas, en otros no, lo que habrá que valorar al interior del PRD es si el Frente sigue o no en las próximas elecciones que habrá en seis estados de la República.

El PRD es la izquierda; AMLO, el “autoritarismo personificado”: Ángel Ávila

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones