Connect with us

Internacional

Migrante es sedada en EU para evitar el parto y deportarla a México

Foto: Cuartoscuro

Las historias de violaciones a Derechos Humanos por parte de autoridades migratorias en Estados Unidos (EU) se siguen contando. Esta vez, la agencia The Associated Press reportó el caso de una mujer migrante embarazada quien fue sedada para evitar que su hijo naciera en territorio estadounidense antes de trasladarla a México.

De acuerdo con la publicación, los agentes de la Patrulla Fronteriza llevaron a una mujer embarazada de origen salvadoreño a un hospital luego de que esta comenzara a presentar contracciones. Fue allí donde médicos habrían dado medicamentos para detener dicha condición previa al parto.

La finalidad de ello, comentan, fue evitar que su hijo naciera en territorio estadounidense y con ello que este tuviera los derechos suficientes para permanecer en el territorio al ser un ciudadano estadounidense más. Por el contrario, acusan que esta y su abogado fueron enviados de inmediato a México para que espere junto a otras casi 40 mil personas.

Te puede interesar: Instala SRE Observatorio de Derechos Humanos para migrantes

Su abogada, Jodi Goodwin, fue quien relató que esta mujer fue trasladada por las autoridades al Valley Regional Medical Center con 8 meses y medio de embarazo, por lo que no existe forma de que los médicos del lugar o de la Patrulla Fronteriza argumenten que desconocían del estado de la mujer.

Este no sería el único caso de este tipo en lo que va de la administración de Trump. Jeff Merkley, senador demócrata del estado de Oregon, pidió al Departamento de Seguridad de los Estados Unidos el pasado 16 de agosto que se investigue el tratamiento que están recibiendo mujeres migrantes embarazadas en la frontera.

Este legislador acusó que existen informes específicos de seis mujeres embarazadas que pudieron haber sido devueltas a México para que esperen ahí un juicio para determinar si pueden entrar legalmente a Estados Unidos, lo cual podría ser inconstitucional e ilegal puesto que el manual del DHS excluye de las deportaciones a personas con ciertas condiciones de salud.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones