Connect with us

Internacional

México, eje en multimillonarias triangulaciones de euros en escándalo español

Foto: Twitter

La Audiencia Nacional de España prepara un juicio contra 48 personas encabezadas por José Luis Olivas, presidente de Valencia de julio de 2002 a 2003 y una de las principales figuras del Partido Popular en la Generalitat. Esto por un escándalo de triangulación de recursos que se ha prolongado desde 2014 y en el que la industria hotelera-inmobiliaria de México se ve involucrada de manera directa.

Olivas y sus socios son investigados por actos de triangulación de recursos durante un periodo de cuatro años, entre 2005 y 2009. Los implicados habrían desfalcado hasta 750 millones de euros al Banco de Valencia y a Bancaja, instituciones financieras que ya no existen como tal

México, “tabla de salvación” para los españoles Santander y Bancomer

Los Cabos, Playa del Carmen y Cuba

El procedimiento era el siguiente: banqueros como Aurelio Izquierdo o José Cortina, ambos presos hoy en día, avalaban grandes concesiones de crédito a empresarios con firmas en Holanda, quienes después invertían en complejos turísticos en áreas como Los Cabos, Playa del Carmen o la Riviera Maya.

Las leyes españolas marcan que estos créditos debían ser autorizados por un comité de inversión inmobiliaria. Esta instancia estaba controlada por los mismos banqueros y las inversiones fueron alentadas por Olivas desde sus puestos políticos. En agradecimiento, los empresarios le pagaron hasta 14 viajes de vacaciones a la isla de Cuba.

De nuevo en México empresarios españoles como Vicente Ferri o Salvador Baldó, quienes también irán a juicio, se adjudicaban multimillonarias comisiones como gestores del grupo mediante el cual se canalizaban las  ganancias. Una de las sociedades de las que tomaron parte fue en grupo Grand Coral.

Deja Rajoy presidencia del PP y se retira de la política

Grand Coral

Al tomar parte de Grand Coral Olivas era el titular de Bancaja y Banco de Valencia; Izquierdo era el director general de la primera institución; y José Fernando García de la Checa de la segunda. El resort se ha convertido en un eje importante de la investigación dadas las fuertes cantidades de dinero relacionadas con él.

Los empresarios Ferri, Baldó y José Boch establecieron la sociedad inmobiliaria Inmacor en 2007, mediante la cual compraron terrenos en estados como Baja California Sur o Quintana Roo. El financiamiento era proveído por Bancaja y Banco de Valencia a través de Varamitra, firma holandesa también propiedad de los involucrados.

Las instituciones al mando de Olivos siguió realizando préstamos a Varamitra e, incluso, se hizo con 160 de sus acciones. Esto pese a que la firma no solo no saldaba su deuda con los bancos, sino que seguía invirtiendo en negocios en México cuyas ganancias iban a parar al grupo de empresarios.

En 2009 Ferri, Baldó, Boch y los dos bancos españoles establecieron la Inmobiliaria Piedras Bolas en México para continuar financiando los macroproyectos de Grand Coral y absorber la deuda completa hasta ese momento. Esta nueva sociedad recibió un préstamo sindicado por 250 millones de dólares por parte de Bancaja.

La justicia española ha determinado que para dicho préstamo Olivas e Izquierdo ordenador inflar los precios de los terrenos que se comprarían con el dinero. Así como se les acusa de tener como empleados a quienes evaluaron los riesgos financieros del proyecto.

Sin licencia, fábrica de joyas del expresidente español Felipe González

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones