Connect with us

Internacional

Historias en Italia: 80 médicos muertos, otros más enfermos y confusión entre la gente

Foto: Twitter

Italia ha mejorado su panorama durante los últimos días respecto al nivel de contagios y de enfermos en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), sin embargo, el dolor todavía continúa atestando golpes a las familias dado que el Covid-19 sigue arrebatando vidas, incluso entre médicos y enfermeras. 

Como en otros países, los ciudadanos de Italia están pendientes de las últimas declaraciones de su primer ministro, Giuseppe Conte, para escuchar de cifras, de medidas nuevas para aminorar aún más los nuevos contagios y con ello la presión que existe en los hospitales, afianzando el confinamiento en casa por un tiempo más, alargando una situación que per se pareciera eterna. 

A esas palabras, importantes para su difusión, también se le suman las de gobiernos locales que dan «pormenores», sin embargo, estos en realidad son los que dan los ciudadanos y algunos periodistas desde la zona de riesgo y con un contexto que da a conocer las verdaderas dimensiones sociales que la pandemia está teniendo. 

Te puede interesar: Italia cumple 40 días de aislamiento social

Ejemplo de ella es el siguiente texto de la periodista mexicana que vive en Italia Cynthia Rodríguez, el cual reproducimos de manera íntegra para dar difusión a lo que los números a veces no cuentan: 

«Noticias desde el encierro.


Hoy ha sido un sábado triste para muchos. En Italia nos amanecimos con la noticia de que más médic@s han muerto por el terrible virus y así, después de 43 días de emergencia, ya contamos a 80 menos que en esta época, su ausencia pesa ya el triple. Además a alguien se le ocurrió que también habría que contar a l@s enfermer@s y pues nos enteramos que entre ell@s hay 55, entre 5 mil 500 contagiados. Esto, a pesar de que las autoridades dicen que los números van más o menos estables, en el sentido que llevan una tendencia ‘normal’ y que los pacientes en terapia intensiva han bajado, al menos, en los últimos cuatro días. Aún así ya contamos con 124 mil 632 personas contagiadas y 15 mil 362 muertos. Hoy, entre ellos, está Giorgio Guastamacchia, un policía de apenas 52 años que trabajaba como parte del cuerpo de seguridad de Giuseppe Conte.
En días pasados lo habían internado en un hospital de Roma después de haberse contagiado de coronavirus. Hoy el Presidente del Consejo de Ministros, que después de que su guardaespaldas enfermara se tuvo que hacer las pruebas de rigor y saliera negativo, le dedicó un post reconociéndole su profesionalidad y su generosidad. Y aunque hoy en la conferencia de Protección Civil, las autoridades dijeron que calculan que con las medidas que se han tomado, se han podido salvar 30 mil vidas, en Lombardía, hoy el presidente de la región, Attilio Fontana, impuso otra medida: a partir de mañana será obligatorio para quien tenga que salir, que lo haga con tapabocas y para quienes no tengan, deberán taparse con una bufanda o mascada, porque mientras los científicos se ponen de acuerdo si sirve o no taparse, aquí ya no dudan en imponer cualquier medida con tal de salir de esto lo más pronto posible y obvio los ciudadanos lo acatamos, aunque hoy ante el solazo del día, hubo mucho más gente en las calles que de costumbre.
Por eso, a pesar de que Matteo Salvini salió a decir que se deben abrir las iglesias para la Pascua, yo no creo que ocurra porque falta el mínimo permiso para que la gente que ya llevamos más tiempo en el encierro queramos salir, aunque seamos ateos. De hecho, la viróloga italiana Ilaria Capua, quien es directora de la One Health Center of Excellence de la Universidad de Florida, y quien por cierto, un reportaje de hace algunos años la afectó seriamente por haberla acusada sin pruebas que ella formaba parte de un equipo para traficar virus y así favorecer a algunas industrias para producir vacunas, ha explicado que la pandemia no terminará con la llegada del verano. Según la científica, que es una de las especialistas que están estudiando el comportamiento del virus en Lombardía, señala que lo que estamos viviendo, “es un fenómeno que cambiará por completo nuestras vidas, pero saldremos, aunque seremos diferentes”.
Y lo pongo textual porque creo que vale la pena reflexionar al respecto: “Alguno perderá personas queridas, alguno perderá su trabajo, algún otro se enriquecerá y alguno también terminará con problemas psicológicos, porque en el post pandemia tendremos un mundo diferente, donde cada uno de nosotros debe levantar de inmediato la mirada, y tratar de alargarla hacia el futuro”.
Mientras la OMS ha hecho un llamado porque en el mundo, a diferencia de lo que ocurre en Italia, el virus comienza a afectar cada vez a personas más jóvenes. Hoy le tocó a un niño de 5 años en Gran Bretaña y con este dato, se convierte en la víctima más joven de Europa. En casa, se nos murió una planta y mis hijos, que ya oyen de muertos e infectados, le hicieron una carta donde le dicen que la quieren mucho y la dibujaron como cuando llegó y la bautizaron con el nombre de Greta.
Yo obviamente me puse a escuchar todo el día a Auté. La foto es de Giorgio Guastamacchia, quien deja a su esposa y dos hijos. QEPD todos…»

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones