Connect with us

Internacional

En Génova recogían cadáveres mientras el presidente Salvini estaba de fiesta

Matteo Salvini
Twitter: @AnnaLeonardi1

Una ola de indignación contra el presidente italiano Matteo Salvini se levantó luego de que se diera a conocer que horas después de que se produjera el derrumbe del puente Morandi, en Génova, se fue a una fiesta en la localidad siciliana de Mesina.

Luego de la caída, Salvini afirmó estar «rabioso» y anunció que «rodarían cabezas». Después decidió irse de fiesta con 260 miembros de su partido, la ultraderechista Liga Norte. La noticia se conoció este jueves, cuando se han publicado una serie de fotografías en las redes sociales de Salvini bebiendo y comiendo en dicha cena, en mangas de camisa y sonriente.

Mientras tanto, en Génova. todavía se buscaba entre los escombros a las personas atrapas en el siniestro.

Hay al menos 35 muertos al colapsarse puente en Italia

La fiesta fue documentada por los propios compañeros de partido, quienes compartieron varias imágenes con el ministro en las redes sociales, junto a frases como «mi querido líder» o «el equipo gana».

Las críticas, evidentemente, no se han hecho esperar. El presidente del Partido Demócrata, Matteo Orfini, ya ha cargado contra Salvini por las imágenes: «Los ciudadanos a quienes se confían funciones públicas tienen el deber de cumplirlas con disciplina y honor», reza la Constitución. Las imágenes de Salvini celebrando en horas dramáticas para Génova son una bofetada en el dolor de nuestro país y la negación de ese principio», escribió.

Una línea similar a la expuesta por la diputada del Partido Democrático Anna Rita Leonardi, quien denunció la actitud del ministro en una publicación de su cuenta de Twitter: «Esto es lo que hacía ayer por la noche el ministro del Interior: en Sicilia celebrando mientras en Génova aún cavaban entre los escombros», señaló de forma condenatoria.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones