Connect with us

Cámara de Diputados

Cuestionan gestión de Rosario Piedra, ahora en la Cámara de Diputados

Foto: Cuartoscuro

Rosario Piedra Ibarra, titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), participó en una mesa de trabajo con la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados, misma donde aseguró que la institución sí ha estado laborando pese a las acusaciones que afirman lo contrario, no obstante, nuevamente fue cuestionada fuertemente por las legisladoras presentes. 

 Rosario Piedra declaró en su primera intervención que se observaban “claros intereses políticos” que han hecho ataques y calumnias en su contra aprovechándose de la toma de oficinas de la CNDH por parte de víctimas y colectivos feministas, achacando gastos onerosos y una mala gestión de la institución, algo que esta se negó a aceptar. 

Te puede interesar: Reciben senadores a Rosario Piedra; opositores critican su gestión en la CNDH y le piden renunciar

Esta dio una versión sobre la toma de las instalaciones de Cuba 60, señalando que todo surgió de un apoyo que se estaba dando a víctimas que protestaban contra la CEAV y que durante las gestiones que la CNDH hacía, con la directora de Atención a Víctimas y el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, 3 de las personas decidieron quedarse hasta que no se cumplieran sus demandas el jueves 3 de septiembre, teniendo un día después el respaldo de los frentes para apersonarse en el edificio.  

Piedra Ibarra mencionó que ella ha aceptado las tres peticiones de quienes hoy mantienen el control de las oficinas de la CNDH, asegurando que desde junio están trabajando en una recomendación general contra la violencia feminicida que será sometida al Consejo Consultivo y emitida durante la semana. Asimismo, aseguró que sí han existido exhortos respecto a la violencia de género, ejemplificando con el del 7 de mayo, dirigido a los gobiernos de los 3 órdenes para reconocer y emprender planes emergentes para atender la violencia contra las mujeres durante la pandemia, retirando ello el 8 de junio. 

Respecto al número de recomendaciones, la también activista justificó que en lo que va del año solo ha emitido 43 recomendaciones, 5 por violaciones graves, señalando que, pese a que esta es menor a las 57 emitidas por la anterior administración a estas alturas, se está haciendo una labor “dura” no solo para tener muchas recomendaciones sino reflejar en estas lo que las víctimas solicitan. 

Entre estas, dijo, se comprobaba que era falso que no hubiera algunas relacionadas con la pandemia, citando la del 26 de junio con número 14/2020 dirigida al director general del ISSSTE; respecto a las acciones de inconstitucionalidad, esta acusó de ser “otra falsedad” que no las estuviera promoviendo, dado que ha apoyado 93 de estas contra diversas legislaciones federales. 

Pese a ese “mini informe” de Rosario piedra para “desmentir” las acusaciones, las legisladoras volvieron a criticar su gestión. La diputada Lucero Saldaña, mencionó que está teniendo una “pésima lectura sin perspectiva de género”, por lo que si bien informa cosas, no está rindiendo cuentas que den resultados a víctimas y familiares que demandan ser atendidas. 

 La diputada sin partido Lucía Riojas argumentó que la CNDH debe ser un órgano acompañado por las víctimas para que el discurso no sea vacío y guíen las políticas públicas para la construcción de la paz, creyendo que es preocupante la cercanía con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) al anular con ello la posibilidad de que existan pronunciamientos sobre cómo este se refiere a las víctimas como sus adversarios y al no recibir las críticas sobre los crímenes cometidos por fuerzas armadas y la militarización de la seguridad pública, motivo por el cual pidió su renuncia. 

Desde la 4T las críticas también estuvieron presentes con Lorena Villavicencio, diputada de Morena, quien apuntó la existencia de una crisis institucional al tener que ser la Segob la que tenga que resolver la toma de sus instalaciones y atender la exigencia de diálogo y acciones que debió haber emprendido ya la CNDH, creyendo que el estado actual de la Comisión podía ser tal desde su vicio de origen en el proceso de designación de la titularidad. 

Asimismo, recriminó que entre sus exhortos y recomendaciones no haya atendido los recortes al presupuesto del CEAV y al Inmujeres, así como la desaparición de fideicomisos para el mecanismo de protección a DDHH, periodistas y Guardia Nacional. 

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones