Connect with us

Internacional

Crisis en Nicaragua: 100 días de protestas, represión y tortura

Protestas contra Daniel Ortega, Nicaragua
Foto: Twitter.

Se cumplieron 100 días de la crisis en Nicaragua que ha provocado muertes de civiles e inestabilidad política, y la exigencia de la renuncia del presidente Daniel Ortega por parte de la población.

El detonador: el 18 de abril de este año la Gaceta del Diario Oficial nicaragüense promulgó un decreto en el que los trabajadores debían pagar 7 por ciento de su salario para el seguro social; mientras que los pensionados tendrían que pagar 5 por ciento de su pensión para cubrir sus gastos médicos, lo que provocó un fuerte descontento social en una administración plagada de casos de corrupción.

Las protestas iniciaron con enfrentamientos entre la policía, el ejército y civiles que dejaron 10 muertos como primer saldo, para el 21 de abril. Ese día, Ortega mencionó que «negociaría el impuesto» con los empresarios, quienes también serían afectados con un pago de 22.5 al seguro social, y no 19 por ciento, como antes.

La crisis del Instituto Nacional del Seguro Social fue desatada debido a la burocracia gubernamental que financió proyectos con desvío de fondos de la institución.

Hasta ahora, las protestas y la exigencia de la salida de Ortega han dejado más de 100 muertos, entre los que se encuentran estudiantes y periodistas, algunos de ellos asesinados por paramilitares simpatizantes del régimen.

Han pasado 100 días y se han registrado hasta ahora 448 personas muertas; asimismo, se han registrado 2 mil 830 heridos y 595 desaparecidos, según cifras de El Confidencial.

Aunque aún no se tiene un número concreto de detenidos, se especula que decenas de manifestantes están en las cárceles del régimen, según un informe de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos.

El conteo de la violencia también implica la brutalidad policiaca. Se han denunciado torturas a líderes campesinos que se han unido a la protesta, así como a estudiantes y a presos. «Todos fuimos torturados, todos los que entramos ahí», relató un joven a la agencia AFP el 25 de abril.

El clero ha tenido una destacada participación en las protestas contra Ortega. Entre los casos más famosos de estas batallas callejeras fue la del sitio de una iglesia en Managua, donde fuerzas paramilitares dispararon con armas largas e hirieron a estudiantes, sacerdotes y periodistas la madrugada del 14 de julio.

Ese enfrentamiento dejó dos estudiantes muertos, quienes recibieron un disparo en la cabeza a modo de «tiro de gracia».

«He llorado porque han muerto tantos jóvenes, sin necesidad y de un modo injusto», dijo monseñor Silvio Báez. «He llorado porque muchos han sido torturados de una manera inhumana», dijo ante la cámara en un video distribuido el 27 de abril.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones