Connect with us

Nación

Contestan a los 650 «privatizadores de la palabra»: “su monopolio de la opinión pública ya terminó”

Foto: Cuartoscuro

El pasado fin de semana comenzó a circular en redes sociales una respuesta a los 650 «intelectuales», periodistas y exfuncionarios que firmaron el desplegado «En defensa de la libertad de expresión”, a quienes señalan como «privatizadores de la palabra», a quienes mencionan que ha terminado el monopolio de la opinión pública que ellos ejercían hasta hace dos años.

El documento en defensa del presidente Andrés Manuel López Obrador sostiene que pese a la intención de «denostar al jefe de Estado», ningún opinador o informador ha sido presionado, despedido, detenido, procesado, torturado, desaparecido o asesinado por órdenes del Ejecutivo Federal u hostigado, sino que el debate público se encuentra «más vivo que nunca» en la historia moderna de México.

Además, se considera que los firmantes quieren suprimir dicho debate, amordazar al presidente y restaurar el monólogo y la verdad única donde estos eran considerados «los señores del pensamiento» al legitimar con sus análisis y críticas saqueos, violencia de Estado, corrupción, frivolidad y desaseo electoral, motivo por el cual les identifican como «privatizadores de la palabra».

Te puede interesar: Intelectuales aseguran que AMLO pretende socavar la libertad de expresión

«Estamos, pues, ante un exhorto que supuestamente llama a defender la libertad de expresión y que es, en realidad, un llamado a amordazar al mandatario más legítimo que ha tenido México desde hace muchas décadas», sostienen advirtiendo que si bien celebran la libertad de expresión, se ha terminado el monopolio de la opinión pública.

Contrario a lo señalado en el desplegado firmado por Antonio Lazcano, Claudio X. González, Enrique Krauze y Ángeles Mastretta, el posicionamiento menciona que no existe un solo acto de censura que pueda ser demostrado. Además, acusa a varias personas firmanes de utilizar «la máscara de la filantropía, las causas de género, el ambientalismo y hasta la defensa de los derechos humanos» para gozar de impunidad y conservar sus privilegios.

El pasado viernes, Jesús Zambrano criticó la respuesta que en redes sociales tuvo la publicación apoyada por 650 personajes de la vida pública del país, considerando que ello confirmaba que el gobierno buscaba amedrentar la libertad de opinión.

No obstante, en este último texto se hace énfasis en que el «repudio popular» no es producto de las expresiones presidenciales como señalan los opositores a la 4T sino consecuencia de su «deshonestidad intelectual y de su complicidad, obsecuencia y cortesanía» para los gobiernos anteriores.

Aunque no se menciona el origen de quienes redactaron el posicionamiento, este ha sido compartido por Rafael Barajas «El Fisgón» y Pedro Miguel, ambos integrantes de Morena, en sus perfiles personales.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones