Connect with us

Nación

AMLO desestima calificación de deuda porque no planea contratar más

AMLO desestima calificación de deuda porque no planea contratar más
Foto: Carlos Montesinos.

Luego de que calificadoras internacionales bajaran las notas de México en materia de deuda soberana y confianza crediticia, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo no estar preocupado ya que su gobierno no planea contratar más deuda externa durante su sexenio. Pese a este panorama en medio de las negociaciones arancelarias con Estados Unidos, el primer mandatario reiteró su confianza en que crecimiento económico superará el 2 por ciento este año.

“Nosotros no vamos a contratar deuda, mejor dicho, no vamos a aumentar la deuda pública, tenemos finanzas públicas sanas. Está muy bien la recaudación y vamos bien en el ejercicio del presupuesto, no tenemos problema de inflación. A pesar de que está lloviendo fuerte y ya parará, diría mi paisano Chico Che. El peso está resistiendo. Entonces, estamos bien y de buenas”, dijo López Obrador durante su conferencia en Palacio Nacional.

De esta manera, López Obrador respondió a las agencias Fitch Ratings y Moody’s, las cuales ayer bajaron las perspectivas de México de BBB+ a BBB y de estable a negativo, respectivamente. Con lo que, en el primer caso, la deuda soberana del país se coloca a, apenas, dos espacios de la categoría de especulación. A esta acción, el dólar se colocó a 19 pesos con 52 centavos a las nueve de la noche de ayer. Mientras que, hoy, la Bolsa Mexicana de Valores registró pérdidas de 451 unidades o del 1.03 por ciento.

López Obrador criticó, como ha hecho en el pasado, que las calificadoras no tomen en cuenta los efectos de la corrupción, misma que, asegura, ya no es tolerada en su gobierno. Por lo que esto favorecerá al crecimiento económico del país en la segunda mitad del año. “Las calificadoras y los expertos en materia financiera aplican la misma metodología de hace más de tres décadas, es la metodología que se utilizó durante el periodo neoliberal, que no tomaba en cuenta, en palabras tecnocráticas, la variable corrupción. Por eso sus pronósticos no resultan, no van a tener éxito.

Finalmente, el presidente López Obrador aseguró que respeta las opiniones adversas a sus pronósticos, pero reiteró su compromiso de que el crecimiento económico promedio del sexenio alcanzará el 4%, mientras que este año se superará el 2%. Esto pese a que instituciones como el Banco de México o empresarios como su amigo personal Alfredo Harp Helú han expresado su desacuerdo con lograr esta meta. Esta vez, el primer mandatario no mencionó la ‘apuesta’ que dice sostener con estas voces contrarias.

También en LaHoguera:

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones