Connect with us

Nación

Admite Legionarios de Cristo abusos sexuales contra menores de edad

La noche del viernes los Legionarios de Cristo reconocieron que un integrante de su congregación, el sacerdote Fernando Martínez Suárez, abusó de niños en diferentes centros educativos de la organización.

La organización fundada por Marcial Maciel ofreció disculpas por los actos realizados por el padre Martinez.

“Junto con el padre Martínez pedimos humildemente perdón por sus actos contra menores de edad”, expresaron los Legionarios de Cristo.

El reconocimiento de los abusos a menores por parte de los Legionarios de Cristo se da después de que en mayo de este año la conductora Ana Lucía Salazar hiciera público que había sido víctima del cura entre 1991 y 1992, cuando tenía ocho años de edad.

“Yo era muy pequeña y no sabía a lo que me estaba enfrentando. Él me hacía pensar que era una niña especial, que quería ser mi amigo y lo hacía para abusar de mí”, señaló Salazar en entrevista al diario español El País.

Fue la agencia estadounidense Praesidium, dedicada a la prevención y actuación contra abusos sexuales de menores, la que se encargó de investigar los presuntos abusos, por medio de la cual detalló que durante 50 años la congregación trató de ocultar este tipo de abusos en los que también estuvo involucrado Marcial Maciel.

Entre 1969 y 2016 Fernando Martínez fue denunciado en constantes ocasiones de abusar de menores de entre 4 y 11 años, se mantuvo en contacto con niños y adolescentes por motivos de la congregación en escuelas y los Institutos de la Ciudad de México y Cancún.

En la sede de Cancún, Martínez fue acusado de haber abusado de seis niñas de entre 6 y 11 años entre 1991 y 1993. Los Legionarios de Cristo admitieron los abusos.

“Praesidium ha corroborado estos abusos por documentos y múltiples testimonios. […] El padre Martínez, interrogado por Praesidium y en la investigación interna, admite con pena y remordimiento los abusos”.

Los Legionarios reconocieron que Martínez Suárez pidió ser asignado al colegio en Cancún, ya que en 1990 había sido denunciado por el abuso de una niña en Ciudad de México, sobre esto admitió “haberse acercado indebidamente” a la víctima.

Aún con los resultados de la investigación, Martínez Suárez aún mantiene su condición de sacerdote y será despojado de sus hábitos por medio de un procedimiento canónico.

Por su parte, el superior general de los Legionarios de Cristo, Eduardo Robles-Gil, entregó el 11 de noviembre los resultados a la Congregación de la Doctrina de la Fe y está a la espera de “instrucciones sobre el procedimiento canónico que ha de seguir”.

Los Legionarios de Cristo no han señalado si Martinez Suárez enfrentará a la justicia mexicana, únicamente han señalado que se limitará el uso de su sotana sacerdotal exclusivamente en los edificios de la congregación y no entrar en contacto con menores.

Te puede interesar: Taxistas intentan secuestrar a 3 menores de edad en CDMX

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones