Connect with us

Internacional

Viaje de Pelosi fue una violación grave a China; EU y Taiwán deben asumir las consecuencias: China

Foto: Especial

China declaró que la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán fue una violación grave a la relación bilateral. En tanto, advirtió que tanto el país norteamericano como la región que asume como propia deberán pagar las consecuencias que se deriven de este viaje de la representante estadounidense.

Mediante un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China declaró que Nancy Pelosi violó gravemente el principio de una sola China y de las disposiciones de los tres comunicados conjuntos China-EU. Al respecto, señaló que esto socava gravemente la paz y la estabilidad a través del Estrecho de Taiwán y envía una señal muy equivocada a las fuerzas separatistas para la «independencia» de la isla.

“Solo hay una China en el mundo, Taiwán es una parte inalienable del territorio de China, y el Gobierno de la República Popular China es el único gobierno legal que representa a toda China. Esto ha sido claramente reconocido por la Resolución 2758 de 1971 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Desde la fundación de la República Popular China en 1949, 181 países han establecido relaciones diplomáticas con China sobre la base del principio de ‘Una sola China’”, argumentó el gobierno del “gigante” asiático.

Te puede interesar: Nancy Pelosi visita Taiwán; China anuncia operaciones militares

La administración de Xi Jinping señaló que el Congreso forma parte del gobierno de EU, por lo que inherentemente está obligado a abstenerse de tener intercambios oficiales con la región en cuestión. Esta recordó que China siempre se opone a la visita a esa región de congresistas estadounidenses y que el poder ejecutivo, encabezado por Joe Biden, tenía la responsabilidad de detener esa vista; en tanto, señaló que la estadía de Pelosi en Taiwán es, en cualquier forma y por cualquier motivo, una gran provocación política para mejorar los intercambios oficiales de su país con la isla, algo que el pueblo chino rechaza.

Junto a ello, China argumentó que el Estrecho de Taiwán enfrenta una nueva ronda de tensiones derivadas de las reiteradas gestiones de las autoridades taiwanesas y estadounidenses para cambiar el statu quo. Al respecto, señaló que el gobierno de la isla busca el apoyo del país americano para consolidar su agenda independentista, mientras que el otro busca contener a China alentando las actividades separatistas.

«Estos movimientos, como jugar con fuego, son extremadamente peligrosos. Los que juegan con fuego morirán en él», advirtió. En tanto, apuntó que el país tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar resueltamente su soberanía e integridad territorial, por lo que todas las consecuencias derivadas de ello deben ser asumidas por la parte estadounidense y las fuerzas separatistas de Taiwán.

Finalmente, el gobierno chino mencionó su país como Estados Unidos son dos naciones importantes y que el modo correcto de tratarse radica en el respeto mutuo, la coexistencia pacífica, la cooperación y la no confrontación. Por ello, instó a que encarecidamente dejen de jugar «la carta de Taiwán» pues ningún

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones