Connect with us

Internacional

Ultraderecha española presiona contra políticas antiviolencia machista

ultraderecha VOX
Foto: Twitter

El partido español de ultraderecha Vox marcó ya la pauta al Partido Popular (PP) y a Ciudadanos, pues estableció que de no retirar algunas de las medidas contra la violencia machista no continuaría con su participación en el acuerdo para formar un nuevo gobierno en Andalucía.

Los dos partidos conservadores advirtieron, sin embargo, que existe un acuerdo previo en la materia a nivel nacional por lo que no cambiarán su postura.

El partido de Santiago Abascal ha recalcado que no apoyará un pacto en Andalucía si no se eliminan, entre otros punto, los apoyos presupuestarios para la lucha contra la violencia machista, añadiendo a sus aliados que si quieren mantener ese tipo de posturas mejor deberían buscar vínculos con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Podemos.

“En política social todos seguien, con sumisión lanar, los mandamientos de la dictadura de género. ¿Dónde el cambio?”, declaró el portavoz del partido Francisco Serrano, quien junto a Vox se ha mostrado ya radicalmente en contra de este tipo de políticas. Cabe mencionar que anteriormente el movimiento político ya había declarado que buscaba abolir las leyes en contra de la violencia de género.

Respecto a su declaración, Serrano puntualizó a través de su cuenta de Twitter que no buscaban acabar con las ayudas a las mujeres maltratadas “lo que pedimos es que las ayudas lleguen a todas las personas que sufren violencia en el ámbito familiar, sin discriminación alguna”, escribió.

A lo que añadió poco después: “Vox nunca ha emitido propuestas que desprotejan a las mujeres. Al contrario. Queremos reformar la ley de violencia de género transformándola en una ley de violencia familiar que ampare a todos sus miembros”.

Andalucía ha sido un bastión socialista desde el fin de la dictadura de Franco, pero yendo a la baja. El PSOE fue el partido más votado el pasado 2 de diciembre, pero con la irrupción de la ultraderecha que favorecería la conformación de un gobierno conservador. PSOE consiguió 33 diputados, seguido del PP con 26 y Ciudadanos con 21. Vox por su parte consiguió 12.

Actualmente, acorde con medios locales, las encuestas muestran una clara caída del socialismo, lo que ha permitido observar un giro a la derecha política en el país europeo; ya que entre el PP, Ciudadanos y Vox consiguieron arrebatar a la izquierda un total de 14 escaños respecto a 2015.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones