Connect with us

Deportes

Tigres UANL pierde la final del Mundial de Clubes frente al Bayern de Múnich

Los Tigres de la UANL perdieron la final del Mundial de Clubes frente al Bayern de Múnich por marcador de 1-0 luego de no lograr consolidar su estrategia defensiva, misma que posteriormente los limitó para buscar el empate en el marcador.

Desde el principio del partido el Bayern controló el balón ante la estrategia defensiva decidida por Ricardo «Tuca» Ferreti, director de los Tigres de la UANL. Esto permitió al cuadro bávaro un control total de su territorio, adelantando a su defensa para posicionarse en el medio campo.

La presión del cuadro alemán se sintió con mayor fuerza cuando un mal despeje de Dueñas terminó en una rápida recuperación del rival, permitiendo a Joshua Kimmich hacer un tiro cruzado al ángulo inferior izquierdo para anotar al minuto 18; sin embargo, el gol fue anulado por fuera de lugar.

Los intentos de Tigres por llegar al área del Bayern fueron casi nulos, excepto por una jugada que culminó en un centro sin posibilidad alguna de ser rematado ante la falta de jugadores en el área defendida por el arquero Manuel Neuer.

Otro aviso alemán llegó con un tiro fuera del área por parte de Leroy Sané, quien estrelló el balón cerca de uno de los ángulos superiores de la portería. El primer tiempo culminó con un contragolpe de Tigres a punto de consolidarse pero que fue bien cortado en una salida temeraria de Neuer, quien ganó el balón para sacarlo por la banda ante la barrida del francés André-Pierre Gignac.

La segunda mitad comenzó con el equipo mexicano adelantando líneas y aprovechando su banda izquierda para acercase con peligro al área del Bayern de Múnich. Aunque lució peligroso, tras cinco minutos la idea de diluyó dirigiendo al equipo a la derrota.

Te puede interesar: Juegos Olímpicos de Tokio serían cancelados, asegura The Times

Al minuto 50 Serge Gnabry colocó un disparo con efecto apenas por arriba del ángulo derecho como primer aviso. Sin embargo, la derrota felina vendría por aire cuando una temerosa salida de Nahuel Guzmán se topó con la decisión de Robert Lewandowski, quien remató de cabeza poniendo el balón en los pies de Benjamin Pavard para empujar el balón adentro de la portería.

Los Tigres intentaron una vez más. Carlos González llegó al área alemana y sacó un tiro. Este fue bloqueado en dos ocasiones, siendo una de ellas con la mano impidiendo que un rebote cayera a sus pies nuevamente; no obstante, el árbitro no lo consideró y continuó el partido sin marcarse el penal.

Los últimos 35 minutos del partido continuaron con el dominio del Bayern sobre Tigres, equipo que empezó a sufrir además de desesperación y desconcentración al no poder cruzar el mediocampo con balón controlado y casi cometer un autogol.

Como colofón, Corentin Tolisso dribló con éxito a tres jugadores del equipo mexicano, siendo evitado un nuevo gol en contra solo por una atajada doble del ‘Patón’ Guzmán.

Además del segundo lugar, los Tigres de la UANL tuvieron como premio adicional el ‘Balón de plata’ para André-Pierre Gignac, como el segundo mejor jugador del Mundial de Clubes.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones