Connect with us

Nación

Sedena y guardia de Fox, al servicio del narco: ‘El Vicentillo’

Foto: Cuartoscuro

Joaquín El Chapo Guzmán e Ismael El Mayo Zambada tenían “en el bolsillo” a la Sedena, aseguró este viernes Jesús Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo, al ser llamado para el juicio que transcurre en Estados Unidos contra El Chapo.

Al reiniciarse el juicio en contra del Chapo en la Corte Federal del Distrito Este, en Brookly, el hijo del Mayo aseguró que Humberto Eduardo Antimo Miranda, oficial mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio de Felipe Calderón y el coronel Marco Antonio León Adams, escolta de Vicente Fox, estaban bajo las órdenes de los capos.

En la audiencia número 22 del juicio, primera del presente año, Zambada relató el encuentro entre su padre y Antimo Miranda. “Al general Antimo lo llevé a Culiacán (Sinaloa) a conocer a mi papá, era un general, oficial mayor de la Secretaría de Defensa”, declaró.

“Se reunió con mi papá, me lo llevó el licenciado Carlos, había rumores de que otros generales se estaban poniendo al servicio de Arturo Beltrán Leyva, Los Zetas y los Carrillo Fuentes”, añadió. “Mi papá le dijo que le daría una mensualidad. En ese momento le dio 50 mil dólares y que recibiría 50 mil dólares mensuales”.

Posteriormente al referirse a León Adams, guardia personal de Fox, aseguró que él y El Mayo eran “amigos”. “Era contacto de mi papá. En 2001 era encargado de la seguridad del presidente”. A su vez aseguró que las reuniones con el funcionario ocurrían en la Ciudad de México.

“Cuando por radio o teléfono hablábamos sobre él, le decíamos El Chicle… porque en México había una marca de Chicles Adams”, dijo. Asegurando además que El Chicle estuvo involucrado en un rescate realizado en Nayarit, cuando trasladaron al Chapo a Culiacán. Sin embargo señaló que el expresidente no tuvo nada que ver con esta fuga ni con la de Puente Grande, Jalisco, por la cual fue señalado.

Respecto a los gastos que el Cártel de Sinaloa realizaba para soborno de militares, políticos, funcionarios públicos y policías federales, Zambada aseguró que entre 2001 y 2008 se gastaba más de un millón de dólares mensuales.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones