Connect with us

Espectáculos

Rolling Stones devuelve a The Verve derechos de ‘Bitter Sweet Symphony’

Bitter Sweet Symphony, The Verve, Rolling Stones, Richard Ashcroft, Mick Jagger, Música, Derechos, Devuelven, Regalías, Créditos,

Luego de 22 años, la banda británica The Rolling Stones, liderada por Mick Jagger y Keith Richards, cedió a Richard Ashcroft, líder de The Verve, los derechos por la canción ‘Bitter Sweet Symphony’.

“¡Yo escribí el hit más importante de The Rolling Stones desde la maldita Brown Sugar! Me tocó a mí escribir su puto hit”, dijo exaltado en una entrevista en Argentina Ascroft en 2016.

El ahora dueño legal de la canción afirmó que Allen Klein, mánager, agente de talentos y ejecutivo discográfico estadounidense, logró una artimaña obteniendo los derechos de Bitter Sweet Symphony, quedándose con la totalidad de las regalías de la canción.

“Tengo claro que esa canción comenzó con una banda llamada The Staple Singers. Ellos grabaron una canción llamada This May Be The Last Time, unos pocos años antes que Los Rolling Stones. Es exactamente igual, melodía y letra”, relató Ascroft.

“Los Staple Singers sabían que ellos no habían escrito esa canción, ya que probablemente la hayan escuchado en la Iglesia. ¿Y adivina qué? Dos o tres años más tarde, Andrew Loog Oldham, que era el mánager de los Stones, les dijo: ‘Muchachos, tienen que empezar a componer sus propias canciones. Los Beatles están haciendo las suyas, no podemos hacer más covers. Métanse en cuarto y compongan’. ¿Con qué canción salieron de la habitación Mick y Keith? The Last Time. ¿Quién escribió esa canción, entonces? Jagger-Richards”, dijo el creador de la canción.

Más tarde Richard Ashcroft se encontró con The Last Time en una versión instrumental, hizo un sample corto de la canción y colocó pistas de una orquesta sinfónica encima además de ponerle una letra totalmente diferente a la original.

El sampleo que había logrado el frontman de The Verve resultó en el himno noventero, Bitter Sweet Symphony, quien no vio una sola moneda tras el salto a la fama de su canción porque The Andrew Oldham Orchestra, con los derechos editoriales comprados por Allen Klein, lo demandó por violación a los derechos de autor.

En un principio se buscó dividir las ganancias en 50% para los Rolling Stones y 50% para The Verve, pero la ambición de Klein al ver la difusión y aceptación exponencial de Bitter Sweet Symphony era mayor y pidió la totalidad de las ganancias o borrar en su totalidad la canción. Ashcroft no tuvo opción y cedió ante Klein.

Luego de 22 años, además de la muerte de Klein en 2009, The Verve recuperó los derechos de Bitter Sweet Symphony y ahora le pertenece totalmente, acto que The Rolling Stones realizó voluntariamente.

“A partir del mes pasado, Mick Jagger y Keith Richards cedieron todos sus derechos para Bitter Sweet Symphony, lo cual fue algo verdaderamente amable y magnánimo por su parte”, dijo Ascroft al recibir un premio por su carrera musical en los Ivor Novello, “nunca he tenido un conflicto personal con los Stones. Ellos siempre han sido la más grande banda de rock n’ roll del mundo”, concluyó.

🔥 También en La Hoguera:

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones