Connect with us

Cultura

Responsabilidad social, consolidar a México como semillero de cantantes: San Miguel MetOpera Trust

San Miguel MetOpera Trust
Foto: Cortesía San Miguel MetOpera Trust

La San Miguel MetOpera Trust busca consolidar a México como semillero de cantantes de la ópera internacional porque es una responsabilidad social contribuir con un granito de arena a que los jóvenes artistas mexicanos puedan tener esperanza en un futuro profesional, dice el abogado Rafael Sámano, uno de los liderazgos de esta asociación civil que logró traer las audiciones de la Ópera Metropolitana de Nueva York al país de forma permanente.

Desde 2018 jóvenes cantantes mexicanos pudieron participar dentro del país en el programa de audiciones de la Metropolitan Opera House de Nueva York, gracias a las gestiones que por varios años realizó la comunidad de estadounidenses radicados en San Miguel de Allende, en conjunto con los amantes de la ópera nacionales en esa ciudad guanajuatense.

La estadounidense Joan Mitchell, Rafael Sámano, de Sámano Abogados, y su esposa Luisa Suárez, lograron así que la Metropolitan Opera National Council Auditions (Monca) designará a México desde 2019 como la sede permanente para las audiciones locales, un mérito que sólo tienen algunas ciudades de Estados Unidos y Canadá, y Puerto Rico.

Como consecuencia, crearon la San Miguel MetOpera Trust, una asociación civil, para recaudar recursos económicos y financiar la organización de las audiciones en el país para posibles futuras estrellas de la ópera internacional y para sufragar los gastos para su participación en las regionales en Nueva Orléans y, eventualmente, la final en Nueva York.

La organización filantrópica se presenta este jueves 22 de agosto en el Espacio Virreyes, de Lomas Virreyes, con una gala y un recital de los jóvenes ganadores de las audiciones.

En entrevista, Sámano detalla la génesis de la asociación civil a favor de la ópera, en un país que tiene en escenarios de Europa, Asia y EU a artistas como Javier Camarena, Ramón Vargas, Francisco Araiza, Rolando Villazón, Arturo Chacón-Cruz, Óscar de la Torre, Alfredo Daza, David Lomelí, María Katzarava, Karen Gardeazaval y Guadalupe Paz.

–¿Qué es San Miguel MetOpera Trust?

-Es una asociación civil. La vamos a lanzar este jueves 22 de agosto en una gala inaugural y un recital operístico con los ganadores de la primera edición de la serie de audiciones que ahora se llevan a cabo en México de la Met Opera. Para estos efectos constituimos la asociación civil San Miguel MetOpera Trust, cuyo propósito específico es generar los recursos que se necesiten para llevar a cabo las audiciones que se lleven en México de la MetOpera y apoyar a los ganadores con sus gastos y viáticos y necesidades para que acudan a la semifinal regional en Nueva Orléans en enero de 2020 y así sucesivamente cada año.
 
– ¿Quiénes participan en esta asociación civil?

Está constituida por miembros de la comunidad estadounidense asentada en San Miguel de Allende y por mí y mi esposa en representación de los mexicanos que participamos en ella. Una de las compañías más importantes del mundo es el Metropolitan Opera Company de Nueva York, mejor conocida como MetOpera, que realiza desde hace mucho tiempo, año con año, una serie de audiciones que buscan identificar el talento y elegir a las personas que se pueden convertir en los futuros cantantes de la MetOpera. Este es un proceso largo, que se lleva a cabo durante el año. Hay un comité central que es el que coordina esta serie de audiciones en distintos lugares, que se conocen como distritos. Son 41 distritos y cada uno está asignado a una de las 12 sedes regionales. Las audiciones se llevan a cabo en cada una de las ciudades que tienen distritos, se eligen ganadores y estos pasan a las regionales y de ahí la final en Nueva York, que se hace más o menos en abril o mayo de cada año.

Sámano refiere que después de mucho tiempo de que la comunidad estadounidense de San Miguel de Allende apoya el Concurso San Miguel de ópera, que ya va en su undécima edición y que hoy es uno de los más importantes en México, se establecieron relaciones con la MetOpera para que se le diera la oportunidad a México de que participara en el programa de audiciones como un distrito más, hasta que, después de muchos años, finalmente en 2018, el Comité del MetOpera le otorgó a México, de manera temporal, la oportunidad de participar y constituirse en sede con base en la ciudad colonial del estado de Guanajuato.

En noviembre del año pasado se llevó a cabo en México esta primera edición de la serie, que Sámano considera “un testamento del enorme talento que hay en el país”, por el éxito.

“El resultado fue extraordinario. Al ser una primera audición en nuestro país, vinieron representantes importantes de la MetOpera, entre ellos la misma directora del Comité de Audiciones, Melissa Wegner para ver cómo organizábamos las cosas por acá”, explica.

Y el resultado fue extraordinario, y el jurado eligió a cinco ganadores cuando regularmente por sede se elige de uno a tres ganadores.

El abogado subraya que el número por sí mismo habla del enorme talento que hubo dentro de los 34 participantes. Los cinco ganadores audicionaron en Nueva Orléans y de los siete premios que otorgó el jurado, cuatro se fueron para los concursantes mexicanos.

“Fue un debut extraordinario con la MetOpera y gracias a eso ésta decidió reconocer a México como sede permanente, por lo que a partir de 2019, con mucho gusto y entusiasmo y mucho orgullo, México es sede permanente de audiciones de la MetOpera de Nueva York, una de las dos sedes fuera de EU. Esto es algo extraordinario, es un reconocimiento muy importante a nuestros jóvenes, a nuestros muchachos. Y nos da la oportunidad ahora de poder presentar a muchachos mexicanos talentosos en un sistema institucional muy importante y abrirles un foro extraordinario para que puedan ser vistos y escuchados, sobre todo escuchados, por miembros muy destacados de la ópera internacional, empezando por las autoridades de la MetOpera. La asociación civil se ha constituido con el propósito de apoyar estos esfuerzos”, detalla Rafael Sámano, emocionado, en la conversación telefónica.

– ¿El jurado en la distrital en San Miguel era del MetOpera?

La MetOpera, para formar parte de sus sistema de audiciones, escoge y envía al jurado. En esta ocasión estuvo compuesto por diversos cantantes que alguna vez participaron en la MetOpera y por personalidades importantes del mundo de la ópera, todos ellos de talla internacional, entre otros un mexicano (David Lomelí). Pero todos los miembros del jurado son avalados por la MetOpera para garantizar que el análisis y el escrutinio de la calidad de los participantes está a la altura de los parámetros que tiene la MetOpera a nivel internacional. Los comités organizadores que llevan a cabo las audiciones no tienen absolutamente ninguna injerencia con el jurado, que es completamente ajeno a los organizadores. La MetOpera no aporta recursos económicos para las audiciones, cada comité organizador tiene que localmente recaudar los fondos necesarios para llevar a cabo la audición.

–Para esta primera audición en México, dado que aún no estaba constituida la asociación civil, ¿quién aportó los recursos?

–En esta primera edición los recursos fueron levantados entre los miembros de la comunidad americana en San Miguel por parte del despacho de abogados del cual soy titular, Sámano Abogados. Somos los patrocinadores líderes, y levantamos el fondeo necesario para las audiciones y posteriormente apoyar a los cinco ganadores para que pudieran estar presentes en Nueva Orléans y que tuvieran un curso previo para que llegaran lo más preparados posibles, lo que afortunadamente sucedió, porque cuatro ganaron los principales premios.

–¿Cuál fue el presupuesto para audiciones y para el envío de los ganadores a Nueva Orléans?

–Más o menos, entre la preparación de las audiciones y el apoyo para las regionales de Nueva Orléans y otros eventos adicionales como el curso de preparación, fueron más o menos 50 mil dólares.

-¿Qué perfil tienen los ganadores? ¿Qué busca la Metopera?

–No nos comunican, por obvias razones, cuáles son sus criterios. Pero, dentro de las variedades de voz de hombres y mujeres, lo que busca la Metopera es una voz que dentro de la categoría en que se ubica –tenor, soprano, mezzo, barítono– tenga características extraordinarias o muy destacadas, o una gran capacidad para construir y desarrollar la voz. Y los jueces, que son cinco, entre ellos se reúnen y bajo criterios que sólo ellos conocen, determinan quiénes de los participantes tienen estas capacidades, o pueden desarrollarlas. Y la idea es que se identifique y se reconozca únicamente el talento extraordinario.

–¿Hay un rango de edad?

–Sí, menos de 30 años. La convocatoria es abierta, tanto para cantantes que tengan experiencia o estudios, como para quienes nunca hayan participado en un concurso de ópera o en un evento profesional de ópera. La idea es identificar talento en donde existan.

-¿De qué regiones del país hubo concursantes?

-Vinieron de todos lados. Del norte, de Chihuahua, Sinaloa; del centro, León, Guanajuato; de Veracruz, Puebla, Ciudad de México. Fue una convocatoria muy nutrida y muy diversa, lo cual nos dio mucho gusto porque no estuvo representada por ninguna zona.

Sobre la asociación civil, ¿es sólo privada o tiene conexión con instituciones gubernamentales?

–Sí, por supuesto nos interesa mucho que este esfuerzo que inició en la comunidad americana en San Miguel de Allende con la MetOpera, al que nos sumamos, me interesa muchísimo y a todos, que se sumen las autoridades de la cultura en México. Me da mucho decirte que nos confirmó ya el INBAL su participación en la gala, a través de la presencia de la Compañía Nacional de Ópera de Bellas Artes, Alonso Escalante.

¿Y usted por qué se involucró en un proyecto así?

-Antes que nada, en lo personal soy un fanático completo de la ópera. Escuchar una bella voz es algo que llega hasta lo hondo de los huesos, y la música que acompaña a la voz en un concierto de ópera es un espectáculo extraordinario y experiencia inolvidable. Pero más allá de un gusto personal, me involucré como parte de un compromiso de responsabilidad social, que todos debemos tener y de encontrar la manera de poner nuestro granito de arena para hacer de esto un mejor país, en particular en medio de las noticias desafortunadas que dominan hoy todos los encabezados. Nos parece que es muy importante contribuir a un reencuentro con la esperanza particularmente entre los jóvenes, que encuentren la esperanza de hacer y de encontrar en este país una nación noble y justa que les permita desarrollar y crecer en sus áreas de interés en las que puedan destacar.

“Y encontramos que este mundo de la ópera hay gran talento y hay pocas oportunidades. Pensamos que podíamos contribuir y tener mayor impacto si lográbamos abrir canales para que pudieran nuestros jóvenes desarrollarse y encontrar una ventana de oportunidad. Y felizmente con este inicio de audiciones permanentes de la MetOpera en México lo hemos logrado en este primer paso, y esperamos que sea el principio de la construcción de destacadas carreras de muchos jóvenes mexicanos y que esto aporte y apoye a que tengamos un poco más de esperanza en que tengamos un mejor futuro.”

Los cinco mexicanos seleccionados, cuyas edades van de los 22 a los 29 años, fueron a concursar a Nueva Orleans el 27 de enero pasado y ganaron cuatro de los siete premios otorgados en esta regional, gracias a lo cual cuatro ya aspiran a obtener lugares en compañías de óperas de Estados Unidos y en prestigiosos programas como el Lindemann Young Artist Development Program. No obstante, no audicionaron en la final en Nueva York.  
 
Por ejemplo, Yunuet Lagunas, soprano: ganadora del segundo lugar en Nueva Orleans, fue invitada para formar parte del prestigiado Lindemann Young Artist Development Program.
 
Efraín Corralejo, tenor, audicionó en la Academia de Artes Vocales de Filadelfia, para ser admitido en el Instituto Curtis, así como para el Los Angeles Opera Domingo Colburn-Stein Young Artist Program y el año entrante interpretará su primer papel principal en la Ópera de Houston.
 
Denis Velez, soprano, recibió una invitación para audicionar para el programa de jóvenes artistas de Ryan Opera Center de la Ópera de Chicago y se convirtió en finalista. La ronda final tendrá lugar en unas semanas.
 
Gamaliel Reynoso, contratenor, fue invitado a participar en el año inaugural de la International Baroque Academy en el Teatro de Bavaria. Estudiará ahí dos semanas en agosto de este año con el contratenor Christopher Robson y con otros especialistas en música barroca.
 
Velez, Reynoso y Corralejo también ganaron Premios de Fomento (Encouragement Awards) en Nueva Orleans.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones