Connect with us

Metrópoli

Reprueba Mario Molina falta de continuidad en política ambiental

Foto:Twitter

Mario Molina, premio Nobel de Química, consideró que a pesar de que ha trabajado fuertemente en políticas ambientales para mejorar la calidad del aire de la Ciudad de México, los cambios de gobierno echan para atrás el trabajo realizado, pues es común que un nuevo gobierno busque “iniciar de cero”.

En el “Primer Taller para la Elaboración del Programa de Gestión Ambiental de la Calidad del Aire de la Zona Metropolitana del Valle de México 2021-2030”, Molina afirmó que el trabajo a realizar en la Ciudad es la disminución de ozono del aire, así como de pequeñas partículas contaminantes. Sin embargo, señaló, cuando se ha intentado avanzar en la fijación de contingencias ambientales y se ha reflejado una mejoría, llega otro gobierno que “echa para atrás” el trabajo realizado y por tanto hay un retroceso.

“Ya habíamos logrado tener ciertas medidas, ciertas reducciones, luego cambia el gobierno y hay que empezar de cero de nuevo. Yo creo que esa es una cosa que hay que evitar. Tenemos que aprender de los errores que hubo en el pasado y dejar lo hecho de tal manera que podamos convencer al nuevo gobierno, o que esté legalmente establecido para que no sucedan ese tipo de cosas de que se nos olvide lo que ya habíamos aprendido”.

Uno de los retos ahora que fungirá como asesor del gobierno de Claudia Sheinbaum es mejorar la calidad del aire y tratar de revertir el cambio climático. Mencionó que aunque la cantidad de ozono ha disminuido del 2016 al 2018, hay una tendencia hacía el alza nuevamente, a pesar de que se ha recomendado eliminar el plomo de las gasolinas y otras medidas como los programas del Hoy No Circula.

También te puede interesar: CNTE marcha contra “reforma educativa de Morena”

Lo anterior deriva en las comunes contingencias, como en la que estamos el día de hoy. El doctor Mario Molina afirmó que una de las varias razones del aumento de minipartículas dañinas (incluso más que el ozono, el cual de por sí ya es pernicioso para la salud), es el “aumento de la flota vehicular”, pues el transporte particular ha aumentado 4% en los últimos 20 años, lo que representan 5.7 millones de vehículos para el 2016.

En el año 2017, la congestión vial en México llegó al 66%, y con ese porcentaje la Ciudad de México ocupó el primer lugar en el índice de tráfico mundial, por encima de ciudades como Rio de Janeiro (47%) o Taiwán (46%). El doctor Molina dijo estar de acuerdo en que al disminuir la velocidad de los automóviles, se aumenta la contaminación, por lo que pidió revisar el tema en presencia de la secretaria del Medio Ambiente, Marina Robles.

Las propuestas que Molina recomendó a la jefa de Gobierno son 5: 1. Desarrollar sistemas de transporte público de bajas emisiones, de calidad e integrado a escala metropolitana; 2. Promover el uso racional del automóvil y las tecnologías limpias; 3. Disminuir de forma drástica las emisiones de transporte de carga; 4. Reducir las emisiones de contaminantes provenientes de la actividad industrial y la distribución de combustibles; y 5. Contener la expansión de la mancha urbana para reducir la demanda de movilidad.

Finalmente, el científico pidió más colaboración entre la Ciudad de México con el Estado de México, pues ambos comparten el mismo problema.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones