Connect with us

Internacional

Papa promete que nunca más encubrirán curas depredadores

Papa promete que nunca más encubrirán curas depredadores
Foto: Twitter

El papa Francisco calificó de “lobos viciosos” a los sacerdotes que abusan sexualmente de niños y los exhortó a entregarse a las autoridades correspondientes, además agregó que “nunca más” la Iglesia católica encubrirá el abuso sexual por parte miembros del clero.

“Los sacerdotes que abusan sexualmente de los niños son ‘lobos feroces’ que deberían entregarse a las autoridades (…) a menudo, detrás de su infinita amabilidad … y de sus rostros angelicales, ocultan descaradamente a un lobo feroz listo para devorar almas inocentes», alertó el pontífice.

En su mensaje navideño a la curia, el papa dijo que la Iglesia ha pasado por un año muy difícil, haciendo referencia a la exposición que sufrió dicha institución por los diferentes casos de pederastía que hasta ahora no se han detenido.

 🔥 Te puede interesar:  Iglesia de Illinois ocultó abuso sexual de más de 500 curas: Fiscalía

«En el mundo turbulento, este año la barca de la Iglesia ha vivido y sigue viviendo tiempos difíciles», golpeada por tormentas y huracanes: algunos han perdido la fe en ella y han empezado a abandonarla, otros «por miedo, por interés, por motivos ulteriores, han intentado golpear su cuerpo aumentando sus heridas; otros no ocultan su satisfacción al verla sacudida», dijo el líder de la Iglesia.

En este último año la iglesia fue acusada de ocultar un escándalo de abusos en Chile, además de que la tercera figura más importante del Vaticano, el ministro de economía, cardenal George Pell, de Australia, fue procesado en Melbourne por abusar sexualmente de niños, además de los casos de Pensilvania e Illinois.

🔥 Te puede interesar:   Papa expulsa a sacerdote pederasta chileno

Además se ha criticado fuertemente a Francisco por sólo condenar la violación de niños, y no haber tomado medidas concretas para abordar el escándalo. Dentro del discurso, reconoció haber subestimado el enorme fenómeno y no haber castigado a los sacerdotes depredadores y a los obispos encubridores.

«Es innegable que algunos en el pasado, por irresponsabilidad, incredulidad, falta de entrenamiento, falta de experiencia o falta de visión espiritual y humana, trataron muchos casos sin la seriedad y la prontitud debidas», dijo.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones