Connect with us

Nación

Layda Sansores y Noroña cuestionan proyecto en Santa Fe

Layda Sansores, Campo militar
Foto: twitter/ @LaydaSansores

El Proyecto de la venta del Campo Militar 1-F, ubicado en Santa Fe, alcaldía Álvaro Obregón, para financiar la Guardia Nacional es cuestionado por Layda Sansores y Gerardo Fernández Noroña. Esto, comentan, repercutirá en temas de movilidad y servicios básicos.

La alcaldesa de Álvaro Obregón señaló mediante un video que desde la campaña se había hecho una protesta enérgica ante el campo militar, porque querían privatizarlo para realizar un nuevo desarrollo inmobiliario que fue denunciado por medios de comunicación extranjeros. Indicó que hoy las circunstancias no son iguales y que «no es un capricho del presidente» el plan de realizar departamentos de lujo en esta zona para mantener o apoyar financieramente a la ‘Guardia Nacional’.

Sansores dijo que existe una preocupación, porque si bien Claudia Sheinbaum le mencionó que se debían recuperar todas las áreas verdes posibles, ahora «de repente» les piden 30 hectáreas, las cuales pueden agudizar los problemas de movilidad y abastecimiento de agua, temiendo también que no sea un proyecto integral sustentable, por lo que se pide que «antes de que se escuchen a los militares, se escuchen también a los ciudadanos».

🔥 Te puede interesar:  Santa Lucía inicia obras en enero; recortan urbanización de Santa Fe

Por su parte, Fernández Noroña, diputado federal por el PT, recordó que se había hecho el anuncio de que se detendría la venta después de las elecciones presidenciales y que Sansores propuso a Claudia Sheinbaum, como jefa de gobierno electa, que se recuperara esa área verde para los ciudadanos. Señaló que, además, propuso que la Comisión de la Defensa de la Cámara de Diputados, que fuera a visitar el campo militar 1-F para conocer sus condiciones, recibiendo del presidente de la comisión la respuesta de que dar acceso nuevamente a población civil los pondría en peligro porque ahí se fabrica pólvora.

Ante este panorama, Fernández Noroña, señala que el diagnóstico es equivocado dado que el pueblo de Santa Fe había estado antes que la zona militar, llegando a donar los terrenos, de los cuales aún no se tiene clara su regularización. Añadió que, si se necesitan recursos para la Guardia Nacional, debería pedirse que “los 16 mexicanos que concentran 143,000 millones de dólares” paguen sus impuestos, porque sería “indignante” vender el predio por una lucha que se dio y éste debería pasar a ser una “zona verde”.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones