Connect with us

Nación

La sanitización: una actividad primordial en tiempos de Covid-19

Foto: Cuartoscuro

Antes de la pandemia poco se escuchaba de la palabra sanitización, ahora es una de las palabras que más se ha buscado en internet a lo largo de esta crisis sanitaria, y aunque no tiene un significado en en diccionario de la Real Academia Española (RAE), varios académicos ya la han validado.

“La sanitización es la aplicación de un químico desinfectante que tiene como fin disminuir la carga microbiana en un 99% en superficies y en ambientes cerrados”, afirma José de Jesús Paz Mejía, quien labora en una empresa de fumigación y es egresado de la carrera de Biología de la FES Zaragoza, de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Antes de la pandemia del Covid-19, José de Jesús realizaba en su mayoría desinfecciones en hospitales y centros de salud; no obstante al llegar a México la crisis de salud, varios lugares de trabajo como empresas, fábricas, restaurantes y oficinas de gobierno, así como domicilios particulares solicitaron de sus servicios.

“Mi trabajo como sanitizador-desinfección subió en un 500%, antes de que estuviera presente la pandemia solo realizaba de dos a tres trabajos por día, ahora son más de cinco veces al día” destaca.

Debido a que las empresas y negocios, sobre todo donde se prepara comida, necesitan contar con protocolos estrictos de salud y sanitizar con cierta periodicidad, el 60% de sus clientes forman parte de este sector y de este, un 25% lo conformaban –hasta hace un par de meses- casas familiares, en su mayoría donde ha fallecido un familiar por Covid-19.

Destaca que las solicitudes para hacer sanitización en casas ha disminuido desde que los productos para hacer esta actividad se anuncian en el mercado, principalmente a través de las redes sociales y la televisión.

Cada vez que va a iniciar un servicio de sanitización, José de Jesús se coloca su tibet (traje de protección contra el Covid-19, así como contra agentes químicos inorgánicos en baja concentración); mascarilla para gases o polvo; googles, guantes de neopreno y botas antiderrapantes. Toma su máquina nebulizadora de ultra bajo volumen, es decir, una aspersora manual o de motor y comienza a sanitizar el lugar.

José de Jesús destaca que en la Ciudad de México, la zona centro es donde se solicitan más sanitizaciones, debido a la concentración de negocios. Respecto al Estado de México, los municipios que más le piden los servicios a la empresa son: Ecatepec, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Cuautitlán y Tlalnepantla.

Aunque parezca sencillo la sanitización profunda, requiere de conocimientos sobre química ya que se utilizan sustancias que pueden ser flamables, generar gases o pueden ser corrosivos

“Los que utilizamos son sales cuaternarias, peróxidos, todos combinados con alcoholes” afirma. Destaca que todo químico tiene toxicidad, es por ello que cuando se realiza una sanitización se requiere sacar a las personas y mascotas de los hogares u oficinas y hasta después de 30 minutos pueden volver a ingresar como medida de precaución.

Señala que no solo han subido las demandas por los servicios, en general, sino también el precio de los químicos y sustancias que se utilizan. “Las sustancias que se ocupan subieron en un 300%”.

Comenta que los hospitales se desinfectan generalmente por contrato y el costo depende de la ubicación y técnica de aplicación.

Por último, sobre los costos comenta que depende también del servicio específico, del lugar y del giro del negocio o empresa. Por ejemplo, la sanitización de un hogar o departamento chico suele costar 600 pesos, sin embargo el costo para un inmueble o una nave industrial suele costar cerca de 8 mil pesos.

Te puede interesar: CDMX refuerza sanitización de espacios públicos en Fase 3

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones