Connect with us

Cultura

La Orquesta Típica de la CDMX deleita a los mexicanos en línea

Foto: Especial

Como un espejo de la sociedad mexicana, con todas sus posibilidades, contradicciones y riquezas, así es la Orquesta Típica de la Ciudad de México, una agrupación que cuenta con una combinación “mestiza” de instrumentos y géneros musicales mexicanos.

“En cada concierto, en realidad lo que estamos viendo es a nosotros mismos, traducidos en música, somos herencia de nuestros antepasados, somos resultado de una cantidad de talento”, dice en entrevista con La Hoguera, Salvador Guízar, director general adjunto de la Orquesta Típica de la CDMX, la cual nació en 1884 y que ha cambiado a lo largo de los años.

Foto: Especial

La Orquesta Típica, que fue fundada por el músico Carlos Curti en la época del Porfiriato, ahora es un fenómeno cultural, pero sobre todo social, ya que no representa solo algo artístico. Representa dos universos, en su repertorio al combinar tanto géneros musicales mexicanos como la tradición europea o colonial.

La orquesta, nacida a finales del siglo XIX, actualmente también representa un compromiso de preservación de bienes patrimoniales que están contenidos en ella, y cuenta con un lazo con el origen de la propia memoria.

“Es una oportunidad de esparcimiento, porque la música nos da esa posibilidad, de traer un pedacito de nuestra historia, porque no todo fenómeno artístico social está ligado a nuestra propia historia”, dice Guízar.

Además de un compromiso de buscar la conservación y la proyección hacia el futuro de ciertos valores culturales y artísticos, que están en constante evolución y cambio porque “es un ente vivo”, dice Salvador Guízar, quien se inmiscuyó en la música desde que era tan solo un niño.

Foto: Especial

“La Típica” como también se le conoce comúnmente a la Orquesta Típica de la Ciudad de México fue reconocida en el 2011 como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad. “Esto que es inasible, no se puede tocar con las manos, no se puede ver el fenómeno musical como las tradiciones dancísticas, las coreografías”.

En esta agrupación musical participan alrededor de 100 personas, si se cuenta además de los instrumentistas y coro, a directores, personas de la biblioteca, personal administrativo, apoyo en logística. Es un equipo muy grande que implica varias disciplinas y varios sectores. La orquesta incluye una gama de instrumentos, pero incluso más que una descripción de ellos, la sonoridad conjunta que generan también es única.

Te puede interesar: Víctor Flores Olea murió a los 88 años; fue primer titular de Conaculta

“Es decir, la orquesta típica suena a orquesta típica, a ninguna otra cosa. Toda esta conjunción única que se ha generado a lo largo del tiempo y que, además, se ha integrado siempre con buenos intérpretes, músicos, que le dan también sentido a este carácter patrimonial” dice el Director General Adjunto.

Foto: Especial

“La Típica” es reconocida a nivel nacional como a nivel internacional, ha viajado a distintos lugares y países como Estados Unidos, Sudamérica, en Centroamérica y, por su puesto, a prácticamente toda la República Mexicana.

Salvador Guízar destaca que por supuesto una de las tareas fundamentales de la Orquesta es atender a la Ciudad de México, que tiene 16 alcaldías, por lo que se han presentado no solo en auditorios, sino también en quioscos, plazas y parques.

Debido a la pandemia del Covid-19, y con el fin de continuar promoviendo la cultura en la capital del país, la Orquesta continúa con sus actividades de manera virtual. Esto también con el objetivo de tener presencia pública, de manera solidaria con México, “una oportunidad de disfrute en el arte”.

“Desde luego no hay como la música hecha en vivo, la música es como los seres humanos, está viva”. Sin embargo, destaca que en esta situación inédita que nos está tocando vivir, hay nuevas formas de explorar nuevas posibilidades de transmisión, que normalmente no se tenían.

Foto: Especial

“Creo que para el futuro vamos a conservar parte de estos aprendizajes porque hemos visto que es algo que nos faltaba, esta comunicación, a través de los medios masivos por redes sociales, generando contenidos que no teníamos. Rescatar el acervo de videograbaciones. Una serie de contenidos que no son fáciles de hacer, creo que hay que aprender a elaborarlos”.

En cuanto a la participación de las mujeres en las orquestas típicas, comenta que ha ido creciendo, no solo en número, sino también en la responsabilidad en los distintos sectores en que las mujeres se involucran, como una organización como esta.

Guízar menciona que es deseable que haya una paridad y es importante la participación de las mujeres, aunque desde muy temprano, en el siglo pasado ya se sabía que había participación femenina en las orquestas típicas.

“Son excelentes músicas, se han ganado su lugar y pienso que es un gran logro que esto ocurra así” dice el Director al referirse a la charla “Mujeres Mexicanas en las orquestas típicas del país, creadoras e intérpretes” que se llevará a cabo el próximo 25 de noviembre a las 20:00 hrs., en el marco del Día Internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, mediante las redes sociales de la Orquesta Típica de la CDMX.

Foto: Especial

El amor por la música es algo que creció desde la infancia de Salvador Guízar, y semilla que creció gracias a su madre, a quien le encantaba cantar. “Se la pasaba cantando y yo me aprendía, a través de su voz, pues muchas canciones y yo creo que ese hilito en mi infancia me fue trayendo hasta ahora”.

Te puede interesar: Violín y acordeón agasajan el alma con recital a distancia

Empezó a trabajar desde el 2007 en la Orquesta de la Ciudad de México con el coro, dirigiéndola, montando el repertorio, haciendo adaptaciones, arreglos que le encargaban, aspecto que lo llevó más tarde en ser Director General Adjunto.

Sin embargo, a pesar de haber pasado varios años, aún no olvida la primera vez que se paró en el escenario y dirigió una orquesta por primera vez en su vida pues, argumenta, es una situación única.

Menciona que es una situación en donde primero hay una gran responsabilidad porque, aunque el director no toca ningún instrumento a la hora del concierto, de él depende en buena medida el resultado, no solo por lo preciso que pueda ser sino por lo expresivo o lo relacionado que esté con la música y de sacar de los músicos lo que cada uno trae dentro de sí.

Foto: Especial

“La emoción de levantar la mano, la batuta es como una barita mágica, parece magia que se está creando la música al movimiento, a la indicación de la dirección. Me he sentido muy afortunado. Hay que sentarse y estudiar mucho porque es muy difícil”.

Con su actual puesto, no lo ha olvidado de sus raíces, por eso cada presentación se lo dedica a su familia, “así como a su mi familia agregada de amigos. A ellos les dedico mis esfuerzos”. Además, por supuesto a cada público con el que le ha tocado estar.

A La Típica- dijo- agradece “porque me han permitido trabajar por más de 10 años con ellos, haciendo diversas actividades. Reconozco el valor que tienen, no solo el valor de la valentía sino el valor en sí mismo por pertenecer a la Orquesta y por aportar sus conocimientos, su emoción, dedicación a lo largo de muchos años”.

Finalmente exhorta a sus compañeros a seguir adelante, y tratar en conjunto buscar las mejoras que evidentemente son indispensables, para tener en todos los sentidos una mejor agrupación y “que podamos cumplir el tiempo que estemos ahí, nuestro compromiso de la mejor manera, entregando a México lo mejor que sabemos hacer que es la música”.

Te puede interesar: Museo de Antropología reabre sus puertas a partir del 11 de noviembre

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones