Connect with us

Internacional

Ingresan a niña a un centro de salud mental sin consentimiento de los padres

Ingresan a niña a un centro de salud mental sin consentimiento de los padres
Foto: Especial

El pasado 4 de febrero  autoridades de la escuela primaria Love Grove, ubicada en el condado de Jacksonville, Florida, en Estados Unidos, ingresaron a una niña de 6 años a un centro de salud mental por un periodo de dos días sin el consentimiento de sus padres.

Los hechos sucedieron luego de que un consejero del centro educativo le diagnosticara a la menor el síndrome de TDAH (trastorno de déficit de atención con hiperactividad), por lo que también el instituto determinó que tenía que ser internada bajo la Ley de Salud Mental de Florida escrita en 1971 y conocida en la unión americana como Ley Baker.

Ante las acciones tomadas por la escuela primaria Love Grove y sin darles parte a los familiares de la menor estos aseguraron que el instituto “la internó 2 días en un centro de salud mental sin avisarle a sus padres y sólo por un presunto berrinche que hizo en la escuela”. En tanto, la madre de la menor, Martina Falk reveló que a su hija le dieron medicamentos antipsicóticos sin antes haberle avisado a ella.

Por su parte, el abogado de Falk, Reganel Reeves, argumentó que la menor “hizo un berrinche y tiró sillas”, por lo que tuvieron que llamar a un consejero de salud mental de la escuela, quien fue el que le detectó el referido problema y pidió su ingreso al centro de salud mental.

Cámaras de seguridad de la escuela primaria Love Grove muestran cómo agentes de la oficina del Sheriff de Jacksonville sacaron de las instalaciones educativas a la menor de 6 años sin ser sometida a la fuerza, argumentaron las autoridades escolares. Mientras un informe policial reveló que el personal de la institución aseguró que la niña estaba “destruyendo la propiedad escolar, atacando al personal, fuera de control y quedando sin escuela”, por lo que tuvieron que proceder.

Tracy Pierce, de las Escuelas Públicas del Condado de Duval, aseguró que el centro escolar Love Grove no tomó la decisión de llevar a la menor a un centro de salud mental, sino el consejero de salud mental, quien confirmó que tiene licencia en Child Guidance Center, y que básicamente es un proveedor de servicios de salud mental contratado por el distrito, y quien decidió lo conducente después de evaluar a la niña.

Cabe mencionar que la Ley Baker otorga a los trabajadores sociales en Florida el poder de iniciar retenciones involuntarias a niños de hasta 2 años sin la necesidad de permiso de los padres.

TE PUEDE INTERESAR: La adicción es lo dañino de los videojuegos

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones