Connect with us

Cultura

Hacen mucho teatro por los migrantes

Fotos Barry Domínguez.

El foro Sor Juana Inés de la Cruz de la UNAM estrena cuatro obras que abordan el tema de los migrantes, al retomar el ciclo Teatro por la Dignidad, una iniciativa emprendida desde 2017 como respuesta al discurso y política racistas y antiinmigrantes de Donald Trump.

Durante agosto y septiembre el foro universitario presentará consecutivamente No volveré, de Estela Leñero Franco; Esperamos al gordo, de Jaime Chabaud; Cremación, de Juan Villoro, y La vieja rabiosa del norte, de Antonio Zúñiga, obra ganadora del Programa Nacional de Teatro Escolar del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).

Además, habrá una serie de actividades paralelas sobre el tema migratorio en el escenario del Centro Cultural Universitario, ubicado en Ciudad Universitaria, entre ellas mesas de reflexión el 7 de agosto y el 3 de septiembre, y el Aula del Espectador el 18 de septiembre.

A la presentación del ciclo el jueves 1 de agosto, asistieron Estela Leñero, Juan Villoro, Ángeles Cruz, Jaime Chabaud, Belén Aguilar y Mario Espinosa, quienes junto con el director de Teatro UNAM, Juan Meliá. dieron un adelanto de sus respectivas obras.

El primer estreno es No volveré, la historia de dos mujeres de un pueblo de Michoacán, aunque puede ubicarse en cualquier otro lugar del país, agobiado por la migración y la violencia desencadenada por el crimen organizado. Madre e hija que sobreviven mientras esperan el regreso del hijo y hermano que tuvo que irse a Estados Unidos como inmigrante.

La obra, que  se presenta del 1 al 11 de agosto, está dirigida por Ángeles Cruz y Alberto Lomnitz, con escenografía de Jesús Hernández, iluminación de Gabriel Pascal, vestuario de Jerildy Bosch y sonido de Xicoténcatl Reyes; asistencia en la dirección de Ireri Romero.

El elenco está integrado por Julieta Ortiz Elizondo (Marta), Arturo Reyes (Ismael/DT), Fernanda Rivera (Sonia) y Bernardo Velasco (AurelioI).

En entrevista, Leñero habla sobre la temática migratoria, con enfoque de género de su obra.

No volveré surge expresamente para este ciclo de Teatro por la Dignidad. Y es una obra en donde se aborda el tema de la migración, pero a partir de la fractura que se genera al interior de una familia, y se manifiesta de dos maneras diferentes: cómo la fractura manda y divide a la familia, y el hijo y el hermano viven la violencia de las autoridades de EU; y por el otro lado madre e hija viven y sobreviven en un pueblo de Michoacán, que igual puede ser cualquier pueblo en donde la violencia del crimen organizado está muy presente.

“Pero a partir de esta fractura, esa es la otra perspectiva, se saca a la luz una serie de problemas y secretos que habían estado escondidos. En este proceso de madre e hija hay un proceso de concientización en las dos y de poder tomar cartas en el asunto sobre su vida y para tomar decisiones sobre sus destinos”, señala la dramaturga y periodista teatral.

Agrega que empezó a escribir la obra cuando hace dos años cuando Luis de Tavira la invitó a participar en el ciclo de Teatro por la Dignidad. “He ido trabajándola hasta llegar a este momento. Sí es el tema de la migración, pero también el de las mujeres, que yo ya venía investigando desde hace mucho más tiempo”, subraya Leñero, autora de más de 30 obras, como Casa Llena, Las máquinas de coser, El Codex Romanoff y Remedios para Leonora.

–En migración vamos de mal en peor en México, ¿de qué manera pueden influir las artes, el teatro, para ayudar a resolver este problema?.

“Las artes, y en particular el teatro, permiten visibilizar una situación de injusticia grave que vivimos como pueblo: los migrantes que tratan de cruzar la frontera, que no migran por gusto, siempre es una necesidad. El teatro, como una expresión artística, tiene herramientas muy particulares como la creación, la ficción, a través de las cuales puede plantear situaciones que permiten reflexionar, vivenciar la problemática y cobrar conciencia”, dice.

Después de No volveré, el foro Sor Juan Inés de la Cruz acogerá La vieja rabiosa del norte, de Antonio Zúñiga, con la compañía Inmigrantes Teatro bajo la dirección de Ray Garduño. El montaje, que se presenta del 15 al 25 de agosto, cuanta el drama de cuatro adolescentes centroamericanos que cruzan México en La Bestia, en su afán de llegar a Estados Unidos.

Esperamos al Gordo, de Jaime Chabaud, estará del 29 al 8 de agosto en el foro Sor Juana, y  según su autor buscó tratar el tema de la migración “del otro lado”.

“Me centré en la historia de una joven familia de migrantes, un hermano y una hermana, y un amigo de toda la infancia que comparten departamento. Y entonces el hermano que se ha quedado en México cuidando a la madre, que es El Gordo, les anuncia en un mensaje caótico que va hacia Estados Unidos, y están esperando al Gordo.

“De lo que trata esencialmente es las malas condiciones laborales en las que trabajan los migrantes y el miedo permanente a ser deportados por  los agentes migratorio”, dijo Chabaud. El montaje está a cargo de Belén Aguilar y Mario Espinosa. 

Según Chabaud, el drama no tiene nada que ver con Esperando a Godot, de Samuel Beckett, aunque Espinosa rebatió al autor y aseguró que sí, que el público lo descubrirá. Belén Aguilar adelantó que la mejor forma de abordar esta obra sobre migración es a partir de la risa, por lo que el montaje, aunque tiene aspectos dolorosos, va más por la comedia.

El ciclo se cierra con Cremación, de Juan Villoro, quien explicó que el título obedece a que un cadáver tarda en cremarse el mismo tiempo que dura una obra de teatro.

Villoro se ha ocupado y preocupado por la migración desde hace décadas en sus obras, la última de ellas es este drama, que se estrena el 12 de septiembre dentro de la serie Teatro por la Dignidad de la UNAM, una iniciativa encabezada por Luis de Tavira desde hace un par de años, en respuesta al discurso xenófobo y antiinmigrante de Donald Trump.

Hijo del filósofo Luis Villoro, apenas el miércoles 31 de julio se hizo acreedor a un reconocimiento más a su vasta carrera literaria, el premio Liber 2019, que le otorgó la Federación de Gremios de Editores de España, por “su capacidad de personificar perfectamente la comunidad e intereses lingüísticos y culturales de las dos orillas del Atlántico”, y el cual recibirá en una ceremonia en Madrid el próximo 10 de octubre.

Su drama Cremación aborda la problemática migratoria pero desde un ángulo original: un fugitivo estadounidense que no quiso ir a la guerra de Vietnam huye a México donde procrea una familia que abandona y a la que luego quiere buscar. Se presentará del 12 al 22 de septiembre en el foro Sor Juan Inés de la Cruz del Centro Cultural Universitario, en CU. Dirigen Luis de Tavira y su hijo José María de Tavira, con David Hevia, Stefanie Weiss, Pedro de Tavira Egurrola y Daphne Kelle en el elenco, y Jesús Hernández, en escenografía.

Otra obra teatral de Villoro se presenta del 6 de julio al 8 de septiembre en un escenario insólito, fuera de los foros tradicionales, el Museo Tamayo. Se trata de La guerra fría, ambientada en el Berlín occidental de principios de los ochenta, los últimos años del Muro. También ya está preparando el montaje de otra pieza teatral basada en el astrónomo y matemático danés Tycho Brahe, con Víctor Trujillo (Brozo), como protagonista.

También en LaHoguera:

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones