Connect with us

Metrópoli

Godoy ofrece autonomía en la nueva Fiscalía de la CDMX

Fiscalía de la CDMX
Foto: Cuartoscuro

La procuradora de Justicia, Ernestina Godoy, aseguró que su papel en la transición de la Procuraduría a Fiscalía es dotar a ésta de autonomía, pues será necesario que se conduzca por su propia voluntad para garantizar el acceso a la justicia y así ganar la confianza de la gente.

Además de la autonomía, Godoy busca que la justicia sea realmente expedita, pues el día de hoy ésta tiene un proceso lento por la excesiva burocracia. Este proceso requiere también modificaciones a las leyes actuales, las cuales ya están siendo impulsadas desde el Gobierno de la Ciudad de México a cargo de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

La procuradora insistió en que la Ciudad de México es un estupendo caldo de cultivo para esta transición, pues es en la capital donde la gente denuncia con mayor frecuencia, ya que  alrededor de 280,000 personas asisten a la actual Procuraduría General de Justicia para levantar una denuncia. Sin embargo, muchos de los denunciantes pierden el interés al ver que la justicia, como se mencionó previamente, no es expedita.

“El no denunciar da como resultado que muchos delitos queden impunes, y si además tomamos en cuenta que los pocos que se denuncian, también hay un porcentaje pequeño que se resuelve, pues algo está pasando, algo está mal. El que secuestra no es sancionado, el que mata no es sancionado”, dijo.

La procuradora dijo desconocer el momento en que la Procuraduría perdió su virtud. Consideró que el problema es la poca atención que brindó en sexenios pasados.

“El tema de la autonomía no debe de ser pensado en un aislamiento total de la Fiscalía respecto a las otras instituciones que trabajan en materia de seguridad, como pueden ser la Secretaría de Seguridad, los juzgados cívicos, la coordinación con la Federación, debe de haber coordinación y eso no vulnera la autonomía”, dijo Godoy.

En este sentido, Ana Laura Magaloni, integrante del Comité de Transición de Procuraduría a Fiscalía, señaló que la modificación en la nueva política criminal es determinante para el nuevo papel de la Fiscalía, pues de ésta se determinará la nueva configuración; es decir, si desde un inicio se concibe, sin lagunas, la nueva ley, la nueva Fiscalía tendrá un margen de acción más grande, y superará los problemas que enfrenta hoy la Procuraduría de Justicia.

Como datos alusivos, Ernestina Godoy dijo que en el primer trimestre del año se llevaron a cabo 140 mil denuncias; es decir, más de la mitad de las registradas en 2018 que fue de 234 mil, lo que representa un aumento del 38%.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones