Connect with us

Metrópoli

Envía CDMX iniciativa para endurecer penas por reincidencia delictiva

Foto: Especial

Esta tarde el gobierno de la Ciudad de México envió al Congreso local una iniciativa para endurecer las penas por el robo a celular, los homicidios, extorsión y feminicidio, con el fin de erradicar la práctica conocida como “puerta giratoria”, por la cual los criminales por estos (y otros delitos) entran y salen por “fallas” en el Código Penal. En pocas palabras, la reincidencia será castigada severamente por las autoridades.

La secretaria de Gobierno, Rosa Icela Rodríguez, entregó la iniciativa firmada por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, al presidente de la Mesa Directiva del Congreso local, Jesús Martínez del Campo, para que sea discutida y aprobada. En ella se contemplan reformas al Código Penal de la CDMX, especialmente a aquellas prácticas reincidentes o delitos dolosos.

“Se endurecen las penas por reincidencia por agresiones, y homicidio en los casos de algún integrante de las instituciones de seguridad ciudadana; también el feminicidio y extorsión (…) que se incrementan las penas en el delito de robo, sus agravantes y calificativos: el robo simple a casa habitación, de identificaciones falsas o supuestas órdenes de autoridad, en vehículo particular, robo en transporte público, robo de automóvil, robo de autopartes; en contra de los transeúntes, en contra de cualquier medio o artificio técnico desarrollado a la luz de las nuevas tecnologías, tales como teléfonos celulares, laptops, tabletas, computadoras, también el robo en contra de los cuentahabientes”, dijo la secretaria de Gobierno.

Otro de los puntos es que se reduce la pena para obtener beneficios y sustitutivos penales y se niegan éstos para reincidentes. En la iniciativa enviada por la jefa de Gobierno se contempla que independientemente de la gravedad del delito, si una persona reincide (en mayor o menor grado a su primer delito), la pena que deberá de pagar será igual de grave. La pena diferida, dice el documento, “pretende constituirse en un incentivo para las personas para que ya no vuelvan a repetir las conductas delictivas porque, de hacerlo, no sólo se enfrentará con la pena del delito cometido sino con una pena que está pendiente de cumplir”.

“Es preciso señalar que la propuesta de reforma establece que el incremento ante la pena por la reincidencia estará suspendida y solamente será ejecutable si el individuo vuelve a cometer otro delito independientemente de la gravedad al que cometió. Lo anterior obedece a que el incremento de las penas no es el resultado de una política criminal que busque sancionar por sancionar, a sabiendas que ello no es lo más deseable ni lo más efectivo”, se lee en la iniciativa.

En cuanto a las penas, la jefa de Gobierno, en nombre de la Ciudad de México, estableció en el documento que en caso de que el imputado por algún delito doloso calificado como grave fuese reincidente, la sanción aplicable por el nuevo delito cometido se incrementará en dos terceras partes y hasta en un tanto más de la pena máxima prevista para éste.

“La reincidencia será tomada en cuenta para la individualización judicial de la pena y para el otorgamiento o no de los beneficios penales, preliberacionales, penitenciarios o de los sustitutivos penales establecidos en las disposiciones legales correspondientes”, se lee en el apartado.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones