Connect with us

Internacional

Filtran estudio interno del Banco Mundial sobre acoso sexual

Banco Mundial, empleados
Foto: Twitter/ Banco Mundial

25 por ciento de las mujeres que trabajan en el Banco Mundial aseguran haber sufrido acoso sexual , así como 4 por ciento de los hombres, según reveló un estudio del organismo mismo, al que el diario El País tuvo acceso y que no se ha hecho público fuera de la institución, en el marco del movimiento #MeToo.

“El Grupo Banco Mundial cree firmemente que todos nuestros trabajadores se merecen trabajar en un ambiente seguro y libre de cualquier forma de abuso”, declaró un portavoz de la empresa en un correo electrónico al diario español. La fuente de asistencia financiera señaló que se toma “seriamente” los abusos y que tiene un “sistema robusto” para abordarlos, pero admite que precisa cambios. “Como muchas organizaciones, sabemos que siempre podemos mejorar y estamos comprometidos a hacerlo”.

La organización multinacional especializada en finanzas y asistencia, realizó un sondeo interno con el tema del acoso sexual en el trabajo a sus empleados a través de encuestas por correo electrónico, de los cuales sólo 5 mil 56 respondieron de los 24 mil (en plantilla y temporales) que hay en total. La encuesta precisa que el acoso es un “avance no bienvenido, solicitudes de favores sexuales” o cualquier otra acción de naturaleza sexual que interfiere con el empleo o crea un ambiente intimidatorio.

57 por ciento de los participantes fueron mujeres, un 40 por ciento hombres y un 3 por ciento no se identificó. Dos tercios de los empleados del Banco Mundial trabajan en la sede central en Washington y se dieron más casos de abusos allí que en las oficinas en otros países.

Del 29 por ciento que afirmó haber sufrido acoso (entre hombres y mujeres), únicamente un 12 por ciento de las personas presentó una queja o denuncia sobre los episodios de acoso (un 14% entre mujeres) y la mayoría de las que se quejaron se declaran insatisfechas con las consecuencias de haber evidenciado el acto.

De quienes no denunciaron los actos de acoso que sufrieron, un 32 por ciento temía represalias si lo hacía, y de hecho un 18 por ciento de los que se quejaron públicamente sufrieron dichas represalias; un 27 por ciento cree que no hubiera cambiado nada quejarse y un 23 por ciento no confía en el sistema. Entre los que sí denunciaron, un 50 por ciento se declara insatisfecho con el resultado frente a un 38 por ciento satisfecho.

Asimismo, de las personas que contestaron el sondeo, un 6 por ciento asegura haber sufrido tres o más incidentes de acoso en los últimos tres años, y un 4 por ciento siente peligro en el puesto de trabajo o ha considerado abandonarlo. De igual manera, un 10 por ciento de hombres y un 11 por ciento de mujeres dicen haber presenciado actos de acoso sexual a otras personas en el organismo.

A pesar de los casos más polémicos que ha tenido el Banco Mundial sobre acoso, como el de un empleado despedido luego de haber colocado su teléfono móvil debajo de la falda de una trabajadora para “tomar inapropiadas fotografías o videos de ella sin su consentimiento”; o el de Elaine Zuckerman, una extrabajadora que fue agredida sexualmente por dos empleados en los años ochenta y el entonces ombudsman le dijo que “no podía hacer nada sin testigos en cada caso”, el BM anunció que tomará medidas más estrictas.

“No toleraremos transgresiones que ponen en peligro nuestra misión vital de acabar con la pobreza y crear oportunidades para millones en todo el mundo”, escribió en un correo electrónico en marzo a los empleados, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, para exhortarlos a participar en la encuesta.

#MeToo o la tenue línea entre la denuncia y la intolerancia

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera

CLOSE
CLOSE