Connect with us

Nación

Estos son los cargos por los que AMLO llevaría a juicio a expresidentes neoliberales

Foto: Cuartoscuro

A un mes de la fecha marcada para la consulta ciudadana sobre investigar o no a los exmandatarios del ‘periodo neoliberal’, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer los cargos por los que llevaría a juicio a sus 5 antecesores. Reiterando que su postura personal es la del perdón y la de seguir hacia adelante.

En Monterrey, Nuevo León, López Obrador enlistó uno por uno los casos particulares de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto. A quienes en conjunto ya había señalado de facilitar saqueo del país con medidas neoliberales, las cuales generaron corrupción, desigualdad y violencia.

En el caso de Salinas de Gortari, el presidente lo señaló de que “entregó empresas a particulares y a sus allegados”. En referencia a la política de privatizaciones de empresas paraestatales emprendida durante su sexenio, en la cual se vendieron a la iniciativa privada firmas como Teléfonos de México, hoy propiedad de Carlos Slim, o el Instituto Mexicano de la Televisión, que se convirtió en TV Azteca de Grupo Salinas.

También te puede interesar: Guardia Nacional, el regalo de AMLO al Ejército en su día

A Zedillo lo acusó de haber convertido “las deudas privadas de unos cuantos en deuda pública”. Esto debido al proceso de rescate bancario del Fobaproa, al cual López Obrador se opuso aún como líder del Partido de la Revolución Democrática y del que señaló como uno de los principales gestores a Alfonso Romo, hoy jefe de la oficina de la Presidencia.

Mientras tanto, Fox “traicionó a la democracia” ya que, tras haber logrado la Presidencia de la República por medio de un movimiento democrático, “encabezó un fraude electoral”. Refiriéndose a los comicios presidenciales de 2006 en los que él el contendió por el puesto por primera vez y del cual ha denunciado irregularidades, fraude electoral.

Sobre su oponente en aquella contienda, Calderón Hinojosa, lo señala de que “usó la fuerza y convirtió el país en un cementerio”. Esto con motivo de su llamada guerra contra el narcotráfico que López Obrador catalogó como una medida para buscar legitimarse debido a la falta de respaldo por el mencionado fraude.

Finalmente, sobre Peña Nieto, a quien también enfrentó en las urnas en 2012, también señalando fraude, López Obrador se limitó a mencionar actos de corrupción. Esto ya que durante su sexenio tanto él como miembros de su gobierno a distintos niveles fueran señalados por desvíos de recursos, abusos de poder y demás actos cuestionables que, sin embargo, no han llegado a investigaciones judiciales.

Finalmente, el presidente recordó su compromiso con reformar el Artículo XXV constitucional para facilitar que la población tome parte en la elección de la vida pública por medio de consultas ciudadanas de carácter vinculatorio. Aunque volvió a llamar a “mirar hacia adelante” y dejar atrás la estrategia de detener y enjuiciar a “chivos expiatorios”.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones