Connect with us

Nación

Emite CNDH recomendaciones a la Sedena por caso de tortura en Michoacán

Foto: Especial

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) dirigió al titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval González, la Recomendación 53VG/2022 por un caso de tortura cometida por elementos militares en el Campo Militar de Apatzingán, Michoacán, mismo que provocó la pérdida de órganos a la víctima.

A través de un comunicado, la CNDH informó que envió a la Sedena la Recomendación 53VG/2022 por violaciones graves a los Derechos Humanos de libertad, seguridad jurídica y personal por retención ilegal, y a la integridad personal y al trato digno por actos de tortura. Entre estas están el que se proceda a la reparación integral del daño, incluyendo una compensación justa y suficiente, y que se inscriba al quejoso en el Registro Nacional de Víctimas para que tenga acceso a asistencia, atención médica y psicológica, y proveerle de los medicamentos necesarios.

Asimismo, instó a la secretaría a implementar cursos de capacitación sobre prevención y erradicación de la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, así como para la elaboración de certificados de integridad física, de acuerdo con los protocolos para la exploración médico legal.

Te puede interesar: CNDH exhorta al Estado mexicano a actuar inmediatamente contra la violencia feminicida

Esta señaló que en 2019 una víctima acudió a ellos para denunciar que el 13 de febrero de 2013 fue detenida mientras caminaba por un camino de terracería en Apatzingán, Michoacán por elementos militares. Tras ello, le ordenaron que se tirara al piso mientras le amenazaban apuntándole con sus armas y posteriormente lo subieron maniatada y con la cabeza cubierta a una unidad que le llevó al Campo Militar de Apatzingán.

Según relató, ahí le propinaron golpes y patadas mientras le interrogaban por personas que no conocía y supuestas víctimas de secuestro, acusándole de pertenecer al crimen organizado. Derivado de esas contusiones, la persona afectada debió ser hospitalizada donde pese a la atención médica perdió el bazo y la glándula suprarrenal. Tras ser dada de alta, la víctima no quedó libre, sino que fue trasladada a un penal federal en Matamoros, Tamaulipas.

Tras la aplicación del Protocolo de Estambul a este caso, la CNDH acreditó las violaciones graves a los Derechos Humanos de la víctima retención ilegal y tortura infligida. Asimismo, el órgano constitucional autónomo dijo haber comprobado irregularidades en la puesta a disposición de la víctima ante el Ministerio Público Federal por ocurrir fuera de tiempo y forma.

Adicionalmente, notificó que se comprobaron también inconsistencias en las declaraciones de los elementos aprehensores, quienes aseveraron que las lesiones del ofendido se las había infligido un supuesto jefe de la víctima un día antes de la detención, además de asegurar que se había caído al tratar de huir de dichos elementos.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones