Connect with us

¡Qué espectáculo…!

El circo de 3 pistas de Atayde y la Unión de Actorazos de la Cdmx

El circo de 3 pistas de Atayde y la Unión de Actorazos de la Cdmx
Foto: Especial

Luego de una muuuy corta temporada en Avenida Tláhuac, el circo de tres pistas Atayde-Unacdmx (Unión de Actorazos de la CDMX, quienes están por pedir ser reconocidos por la ANDA) se instaló también por breves minutos en la esquina de Donceles y Allende, en el centro de la Ciudad de México, donde se llevan a cabo las mejores batallas campales de la capital del país, y justo la presidenta de la Mesa Directiva, la panista Ana Patricia Báez Guerrerola, fue quien había pedido la presencia de efectivos de seguridad en el inmueble legislativo.

Y pese a ver que el lugar estaba resguardado, los enanos —como se les dice a las mujeres y hombres de corta estatura en los circos, no se tome como adjetivo discriminatorio— se envalentonaron y junto a la legión de seguidores (lo que hacen por no pagar boleto), enfrentaron a los uniformados.
A ellos se unieron la equilibrista Sandra Cuevas quien, como si se tratara de buscar el refugio de su maestro apellidado Monreal, se subió a los hombros de los enanos y quiso pasar por arriba la valla de la policía al tiempo de gritar “¡represión!, pero dejando en el olvido que nadie la obligó a hacerla de ambulante de la merced.
Gran parte del público reía y hasta la animaba para que intentará dar un paso más. No lo logró.

Foto: Especial.

En su turno, Lía Limón quiso hacerle al Houdini y con todo y la camisa de fuerza pidió al respetable que le abrieran paso y para quedar en medio de los enanos y uniformados para cruzar los escudos sin ningún problema y proclamarse como la mejor escapista en territorio nacional.

Tampoco lo logró, por lo que recibió los abucheos y tuvo que buscar cómo ser víctima para ganarse unos cuantos aplausos.
Ante ello, el muñequito de ventrílocuo Mauricio Tabe salió al quite al repetir una y otra vez lo que decían la equilibrista y la escapista y cada uno de sus movimientos respondía a lo que su propietario, mister Atayde, le hacía hacer con la manita incrustada en su espalada y que dirigen la mano derecha y el cuellito de pollo que le diseñó el maderero.

Foto: Especial.

El cierre del espectáculo corrió a cargo del mago Santiago Taboada, quien veía el show desde atrás de la Cortina, pero que siempre busca estar al frente a la hora de los aplausos. Su acto resultó tan ridículo que hasta el conejo en el sombrero se rió de él.

Como colofón, y buscando un poco de reconocimiento, estos cuatro integrantes de la Unión de Actorazos, sobre todo la equilibrista y el muñequito de ventrílocuo pensaron, no, pretendieron que con alzar la voz podrían justificar su show tan mediocre y hasta aseguraron: “no estamos para tomarnos fotos”, algo que después hicieron.

Foto: Especial.

Este circo de tres pistas sólo ha demostrado que como brabucones “en bolita” pueden amenazar hasta con irse de la carpa, pero sol@s simplemente muestran lo que son, titerillos que desde la tramoya son tan manejables como cualquier león que ha vivido en cautiverio toda la vida.

Foto: Especial.

Más en LaHoguera: Una charla con Rosita Quintana

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones